Publicaciones

Ayuda a tus hijos a comprar su casa

Publicado 15/04/2019

Como padre de familia, sabemos que te preocupas demasiado por el futuro de tus hijos, y siempre intentarás ayudarlos dentro de tus posibilidades. Si tus descendientes están llegando a la edad adulta, de seguro entre tus preocupaciones son el que tengan su propia casa, pero para contar con esto se requiere poseer de cierto nivel económico y sobretodo, de mucha responsabilidad. Te vamos a decir algunas de las maneras de ayudar a tus hijos para que adquieran su propia vivienda, más allá de la herencia.

¿Cómo ayudar a tus hijos a comprar una casa?

  • Donándole dinero

Puedes ayudar a tu hijo a comprar su casa mediante la donación de dinero. Otorgarle una cierta cantidad de efectivo sin esperar que te lo devuelva. Si tu intención es darle una mano a tu retoño, esta es una buena opción, pero como es una cantidad elevada de dinero, se debe de informar a las autoridades fiscales sobre el donativo cabe la posibilidad de pagar impuestos.

Es vital que te informes con base a la cifra que deseas donarle, sobre todas las implicaciones que conlleva la donación de dinero de padres a hijos y decidir si es una buena opción.

  • Préstamo personal entre familiares

Si quieres ayudar a tu hijo a adquirir su casa, pero al mismo tiempo quieres que se responsabilice, opta por darle dinero a modo de préstamo para comprar su vivienda. En pocas palabras, tu hijo debe devolverte la cantidad que le prestes. Es necesario documentar dicho préstamo ante un notario, tu hijo y tú deben firmar un contrato, asumiendo tú el rol de prestamista y tu hijo será el prestatario, comprometiéndose a pagarte mediante mensualidades en un determinado plazo.

Al ser un préstamo entre familiares, es libre de intereses, a menos de que se acuerde lo contrario. Esta acción está exenta de pagar impuestos, convirtiéndola en una opción favorable ya que estarás ayudando a tu hijo, pero a la vez incitándolo a ser responsable sin pagar intereses o impuestos.

  • Siendo su aval

Si tu hijo ya tiene el capital necesario para comprar su propiedad a través de un crédito hipotecario, lo puedes ayudar ofreciéndote a ser su aval. Aceptar ser el aval de alguien no es fácil, es un compromiso que se asume por lo que tu hijo podría complicarse en un buscar un aval. Ser aval significa comprometerte a responder por la deuda que adquiera cuando contrate el crédito, y en caso de que no cumpla con sus pagos, dependerá de su responsabilidad y de tu confianza hacia él.

Analiza detenidamente las opciones y elija como ayudar a tus hijos a construir su futuro y patrimonio.

Fuente: Vivanuncios