Publicaciones

Casa a prueba de ruidos

Publicado 22/08/2019

Los ruidos en sí son molestos, pero no hay anda peor que éstos tengan presencia en el hogar a causa de tercos por vecinos, distrayéndote de tus labores o de descansar luego de una jornada laboral. Ya no sigas aguantando esto y pon en práctica esta serie de consejos para que tu casa sea un aislamiento acústico.

  • ¿Cuáles son los factores que causan el ruido?

Los motivos del por qué la casa es invadida por ruidos se deben por el ambiente interior, la ausencia de aislamiento acústico dentro de la vivienda es una problemática usual. Los miembros de la familia suelen realizar sus labores cotidianas, pero podrían afectar la tranquilidad del otro. Otra de las razones del ruido en el interior es que, aunque te suene descabellado, los sonidos viajan por la estructura como los pasos en el suelo, los murmullos, cuando se arrastran muebles, los ronquidos y hasta el despertador del vecino. Además de las paredes, el ruido también viaje por el aire como los escándalos del tránsito de vehículos, los llantos de niño, etc.

Por lo general, los ruidos interiores son provenientes de estancias con materiales rígidos como el cristal, el mármol y el tablero de yeso, además de que la altura influye. Los sonidos que chocan con las superficies rebotan en su totalidad, ocasionando que se mantengan conocido como tiempo de reverberación.

  • ¿Cómo evitar los ruidos en la casa?

Para lograr un aislamiento acústico en el hogar es necesario la aplicación de técnicas, tecnologías y materiales especiales para bloquear o reducir las sonoridades.

    • Celulosa: Es un material meramente ecológico que se emplea en la construcción hasta de aislantes térmicos. Sus componentes son el cartón y papel reciclado con la adición de hidróxido de aluminio. Una de sus propiedades es retener el calor además de ser un aislante por su porosidad. Es considerado como de los mejores aislamientos acústicos por que bloquea el paso del aire, contribuyendo a espacios tranquilos y silenciosos.
    • Manta de fibra de vidrio: Como la celulosa, sus propiedades son similares por ser aislante térmico y acústico a la vez gracias a su proceso fibroso. Tiene presencia en los muros, pisos y techos. Es cien por ciento reciclable, por lo que no es un contaminante por que no provoca gases, humo y es resistentes a temperaturas altas.
    • Corcho: El corcho de obtiene de las cortezas del alcornoque, una especie que crece en zonas con clima mediterráneo, aunado a que su producción es sostenible. No necesita de mucho mantenimiento cuando está instalado, vienen en presentaciones de rollos, losetas y planchas.
    • Cemento de ladrillo: De acuerdo con la opinión de los expertos, una capa de cemento de grosor es el mejor aislador acústico a pesar de que la obra sea complicada.
    • Cortinas: Las cortinas no pueden faltar como parte decorativa de la casa, pero pueden ser grandes aliadas para reducir los ruidos exteriores. Entre más gruesa sea, mayor será la protección. Las telas ideales para esto son las de pana, Jacquard y el terciopelo.

Fuente: Metros Cúbicos y Homify