Publicaciones

Combate el insomnio tecnológico

Publicado 05/08/2019

Si tienes la costumbre de mirar el teléfono o tablet antes de dormir y luego ya no puedes conciliar el sueño, de seguro estás sufriendo del insomnio tecnológico, perdiendo horas valiosas de descanso. Te explicaremos cómo combatirlo y cómo se provoca.

Vivimos en una era donde no podemos vivir sin el teléfono móvil porque hemos desarrollado una dependencia de estos dispositivos. Las nuevas tecnologías se introdujeron en nuestra vida cotidiana en forma de móviles, tablets, y ordenadores portátiles que han alterado el estilo de vida que teníamos. ¿Te has percatado que cuando estás en el transporte público todos o la gran mayoría miran sus teléfonos? o antes de dormir, ¿contestas los mensajes de whatsapp, correos electrónicos y ves twitter, facebook e Instagram?

Lo que tendrían que ser minutos para descansar, se convierten en horas de revisar las redes sociales, reduciendo las horas de sueño y manteniéndote despierto hasta muy tarde. El motivo de que los celulares afectan al sueño y al descanso, es por la luz que emanan provocando el insomnio tecnológico.

De acuerdo con estudios realizados por el Hospital Clinic, los hombres juegan videojuegos antes de dormir, mientras que las mujeres contestan los mensajes de whatsapp y de otras redes sociales las cuales ya forman parte del insomnio tecnológico.

  • Insomnio tradicional vs insomnio tecnológico

El insomnio es uno de los trastornos más comunes del sueño. Los motivos habituales o que lo provoca es la ansiedad y tensión de los problemas cotidianos sin resolver, y los malos hábitos antes de dormir. El cuerpo es incapaz de alcanzar la relajación si no se concilia el sueño y la consecuencia por falta de dormir, es tener un bajo rendimiento, problemas de salud, mal humor, por mencionar sólo algunos. 

Este nuevo tipo de insomnio se ha detectado y ha tenido coincidencia con la aparición de tecnología en la vida y el abuso de éstas previas al descanso. Los expertos tienen la mirada puesta en este problema, porque se calcula que, en los últimos años el porcentaje se ha elevado en la población provocando y empeorando la calidad del descanso.

  • ¿Cómo afecta el insomnio tecnológico a la salud?

Disminución de horas de sueño, la capacidad de concentración, la calidad del sueño, incrementa el riesgo cardiovascular y el riesgo de padecer alzheimer.

De acuerdo con el doctor Eduard Estivill, “el cerebro humano se ha adaptado genéticamente a dormir de noche, es decir, a dormir en oscuridad y estar despierto de día. La razón es por una sustancia que el cerebro segrega, fabrica que es la melatonina. El cerebro debe dormir cuando fabrica melatonina y debe estar despierto cuando deja de fabricarla, que es cuando sala la luz”. Defiende la necesidad de adaptarnos al horario solar para tener una calidad de vida. “El sueño se tiene que preparar, no viene de golpe. Debemos dejar de usar las tablets y los móviles por la luz que emiten a última hora de la noche. Serán nocivas porque no nos dejarán lugar a la emisión de la melatonina”.

  • ¿Qué se puede hacer entonces?

No tener ningún dispositivo cerca de la mejor o no tener de plano ninguno en la habitación, usar filtros para las pantallas para contrarrestar la luz azul que afecta a la elaboración de melatonina, comer bien, evitar cenas pesadas, dejar de usar los móviles dos horas antes, adaptarse al horario solar y descansar sobre un buen colchón.

Establecer una rutina en la que todos los días te acuestes y te levantes a la misma hora ayuda a combatir el insomnio tecnológico. La actividad física y las luces brillantes nos activan como las bebidas energéticas. Reserva las energías durante el día y cuando llegue la noche tu cuerpo se sienta agotado y puedas dormir.

El ejercicio es importante, practícalo por las mañanas y al aire libre caminando 20 minutos bajándote una parada antes de tu destino. Si no puedes dormir, lee un libro durante 15 minutos bajo una luz suave o realizar alguna otra actividad relajante. Si las preocupaciones te agobian y no te permiten relajarte, deja una libreta a lado de tu cama. Cuando una preocupación invada tu mente, anótala en la libreta porque te preocuparas por ello, pero hasta al día siguiente.

Escuchar música es una buena manera para relajarte mientras tomas un baño caliente. Evita trabajar en la noche y bebe un vaso de leche tibia. Evita las sustancias como alcohol y nicotina para que duermas las 8 horas recomendadas. No influyas tu sueño con medicinas de ningún tipo.

Debes saber que no se puede denominar como un trastorno de sueño como tal si se compara con el insomnio tradicional, ya que no tiene signos psicológicos y no es una enfermedad mental, es considerado un problema de hábitos.

Fuente: El Mueble, Naturarla y Fastmed