Publicaciones

¿Cómo mantener los ventiladores de techo?

Publicado 21/06/2019

En esta temporada de calor, las facturas de electricidad se disparan por los cielos por el uso de los aires acondicionados para mitigar las altas temperaturas en la casa. Si este es tu caso, los ventiladores de techo son una excelente alternativa. Instalando de manera correcta un ventilador de techo, mueve el aire caliente y viciado para crear un ambiente fresco y cómodo. En esta mini guía te damos algunos tips sacarle el máximo provecho y mantenerlos en óptimas condiciones.

  • Tener un ventilador del tamaño adecuado para cada zona

Un ventilador pequeño no va a ventilar lo suficiente y uno grande ocasionará que el polvo vuele por todas partes. Elige uno mediano y pide ayuda a un profesional para que lo instale y evitar el riesgo de que las aspas queden disparejas o los tornillos flojos, sino podría darse el caso de que el ventilador se caiga entero o se rompa.

  • Apagarlo cuando el cuarto está vacío

No hay motivo de tenerlo encendido si no hay nadie para que disfrute del aire fresco. Utilizar continuamente un ventilador producirá el desgaste del motor y requerirá de piezas de recambio o uno nuevo, sin olvidar mencionar los gastos de instalación. Usa el ventilador solamente cuando sea necesario y cuando alguien se beneficie para combatir el calor.

  • Revísalo cada año

Apágalo, mueva las aspas hacia arriba y abajo para ver si están fijas. Si tu ventilador tiene alguna lámpara, inspecciona que los bulbos no tengan roturas o grietas, posteriormente tira suavemente de las bombillas y de las cuerdas pendientes del ventilador. Asegúrate de que cualquier parte floja sustituya a las que están rotas o las que no estén funcionando correctamente. Si hay algún corto circuito en el sistema eléctrico o la luz parpadea, llama al electricista para su revisión.

  • Límpialo cada mes o dos meses

Apaga el ventilador, con la ayuda de un paño seco y limpio, límpialo por arriba y abajo en cada aspa. Luego, asea la base del ventilador dando vuelta el baño cuando se acumule el polvo. De manera suave, retira el polvo del vidrio de las lámparas y aprovecha para reemplazar focos quemados y las cuerdas flojas.

  • Limpia las zonas que rodean al ventilador

Estas zonas atraen y repelen el polvo y se puede apreciar en las paredes cercanas, en los objetos y en el techo. Con un paño mojado, remueve la mugre que se haya acumulado. Por ejemplo, en la cocina, el polvo del ventilador se mezcla con la grasa, creando así una mixtura oscura que se adhiera en las paredes. Tal vez un paño húmedo no sea suficiente, usa líquidos especiales de limpieza.

Los ventiladores de techo además de ser funcionales, son atractivos. Visita tiendas especiales para ver los últimos modelos. Recuerda realizar el mantenimiento para que funcionen correctamente.

Fuente: Visita casas