Publicaciones

¿Cómo organizar las habitaciones de los niños?

Publicado 25/04/2019

¿No sabes cómo organizar los cuartos de tus hijos? Te traemos una serie de tips para no morir en el intento.

Cuando los niños están de vacaciones, es el momento ideal para desarrollarles el hábito del orden. La clave radica en ver todo desde la perspectiva del niño. Observa el espacio, los muebles y sus pertenencias para adaptar tus estrategias.

  • Piensa a favor del niño. –Para poder organizar un cuarto infantil, las soluciones deben adecuarse al infante. Los sistemas organizativos de adultos no van a satisfacer sus necesidades. A las manos pequeñas se les dificulta abrir y cerrar los cajones resistentes. Las barras de los guardarropas quedan fuera de su alcance y las cajas de juguetes guardan un sinfín de éstos objetos. En el caso de niños más pequeños, quita las puertas de los armarios y baja la barra e invierte en pechas para niños. Utiliza recipientes abiertos al nivel del suelo para guardar los juguetes y cestos de plásticos para almacenar la ropa sucia.
  • Fácil de guardar y difícil de sacar. – Es la regla de oro del almacenamiento infantil, colocar algo debe ser más fácil que sacarlo. Pon los libros ilustrados como si fuesen un álbum de fotografías y ponlos de pie en un cubo de plástico poco profundo. El niño los hojeará, seleccionará y cuando termine, dejará el libro delante del cubo. Es mejor que una librería tradicional, ya que los dedos menudos pueden tirar un estante entero con mayor velocidad que volver a guardar un libro.
  • Organiza de abajo-arriba. - De acuerdo a la estatura del niño, organiza desde la parte baja de la habitación hasta arriba. Las pertenencias y juguetes que más usa el niño deben estar en los estantes y en cajones inferiores. Los lugares más altos están destinados a las cosas que menos usa.
  • Etiquetar. – Imprime imágenes con etiquetas gráficas para que los infantes recuerden cual es el sitio para los calcetines, las camisetas, y los juguetes. Mejorará la capacidad de lectura de los niños no tan pequeños con etiquetas de gran tamaño. Pega etiquetas en todas partes, adentro y afuera de los cajones, en los bordes de los estantes, en las cajas y en los cubos.
  • Crea una rutina de mantenimiento. – Los altibajos habituales al momento de mantener ordenada una habitación suele frustrar e irritar a los niños. Ayúdalos a romper ese ciclo creando rutinas de mantenimiento. En las mañanas que coloque la almohada de la cama y que meta la ropa del día anterior al cesto de ropa sucia. En la noche antes de ponerse la pijama, que guarde los juguetes con los que jugó durante el día.

Fuente: Hogarmanía