Publicaciones

¿Cómo organizar una caja de herramientas?

Publicado 19/08/2019

La caja de herramientas es uno de los objetos que deben de estar en casa ante cualquier pequeña reforma o para reparar algunos objetos del hogar si está en tus posibilidades de realizarlo y si tienes los conocimientos para llevar acabo la labor. En caso de que tengas una caja de herramientas, éste debe estar bien organizado para no malgastar tiempo. Sigue leyendo el artículo que te presentaremos una guía para organizar la caja de herramientas.

Ordenar la caja de herramientas paso por paso

Para organizar a la perfección la caja de herramientas y siempre tener todo a la vista, sigue estos sencillos pasos para lograrlo.

  • Sacar todas las herramientas: Lo primero a realizar es sacar el contenido. Se recomienda que se coloque una manta en el suelo o lona para proteger de golpes y suciedad las herramientas. En caso de que sea un caos la caja, amontona todo y comienza lentamente. Si la caja está llena de grasa, extiende en el piso algún material protector para no ensuciar. Puedes recurrir al cartón o trapo que ya no te sirva. Te recomendamos que hagas esto en el jardín o garaje en vez de la mesa de la sala o cocina.
  • Limpiar la caja: El asear la caja de herramientas de la suciedad y el polvo que se haya acumulado en el tiempo que estuvo guardada. Probablemente estén cubiertas de grasa después de usarlas y no es nada agradable utilizar herramientas sucias. Emplea un producto desengrasante para limpiar el interior y exterior de la caja. Una vez que hayas sacado todo, aplica un poco de disolvente de pintura para eliminar grasa adherida. Si la caja no está tan grasienta, usa otro producto menos agresivo. Si usas acetona para limpiar las herramientas, cerciórate de estar en un lugar con ventilación y haz descansos para no marearte.
  • Desecha herramientas estropeadas: Las herramientas rotas son objetos prácticamente inservibles, lo único que hacen es ocupar espacio en la caja. Revísalas bien y deshazte de aquellas que estén deterioradas y estropeadas, sustitúyelas por otras.  Asegúrate que las herramientas estén en perfectas condiciones y sin óxido, límpialas con un tapo y un poco de disolvente de pintura para quitar la grasa. Tira lo que esté roto como tornillos, arandelas y clavos sueltos que ya no sirvan. En caso de que alguna herramienta tenga óxido, verifícala y si no tiene compostura, tírala para que ya no ocupe espacio.
  • Guardar solamente lo fundamental: La caja debe contener sólo lo esencial como herramientas que sirvan para las reparaciones rápidas del hogar. Por mencionar algunas son los destornilladores, martillos, tijeras, llaves inglesas, taladro eléctrico, clavos y tornillos. Ten las herramientas básicas a mano como destornilladores de cabeza plana y de diferentes tamaños, un martillo, un juego de llaves, una cintra métrica, un par de alicates, un cúter, una linterna, gafas protectoras, aunque el contenido de la caja va a depender de tus necesidades.
  • Cambiar de caja si se guardan muchas herramientas: Si acumulas demasiadas herramientas por que en verdad son necesarias, una alternativa es escoger una caja más grande. No pretendes guardar muchas herramientas en una caja pequeña, sino estará desorganizada. Examina la caja y sé sincero contigo mismo, ¿todas las herramientas que tienes son importante o les da mucho uso? Cuando hayas terminando de examinar, es momento de elegir cuáles herramientas conservar y cuáles no. Si conservarás pocos objetos, una caja pequeña es lo idóneo, aun y con todo que desechaste varias y todavía son muchas, se recomienda una caja grande.
  • Agrúpalas: Con el propósito de encontrar de manera rápida las herramientas que requieres, lo recomendable es agruparlas dentro de la caja. Por ejemplo, en la parte superior pon aquellas que con mayor frecuencia usas y en la parte de abajo coloca las que menos utilizas. Con este fácil paso vas ahorrar mucho tiempo cuando realices una reparación sencilla.
  • Clasifícalas dependiendo su uso: Una buena forma de organizar las herramientas es ponerlas de acuerdo el uso que se le dé a cada una. En un lado coloca los martillos, en otro las herramientas para el coche, y así sucesivamente. Define zonas para cada herramienta como la de tornillos, arandelas, pernos, tuercas o de cualquier otra pieza. Si sueles realizar trabajos pequeños de reparación, recurre a las estanterías, cajones y cajas individuales para cada determinada tarea en concreto. En la parte de adelante pon las herramientas que usas más y en la parte trasera los que menos utilizas.
  • Usa un organizador: Para evitar que las herramientas estén desordenadas en el interior de la caja, adquiere un organizador interno para colocarlas por tamaños las llaves, martillos y destornilladores.

Fuente: Muy sencillo y Wikihow