Publicaciones

¿Cómo realizar un buen mantenimiento a la piscina?

Publicado 02/05/2019

El agua posee una virtud maravillosa, tiene la capacidad de disolver y mezclar una enorme cantidad de elementos y sustancias, pero esta habilidad en las piscinas obliga a vigilarla muy de cerca para que no sea dañina para las personas y las propias instalaciones.

El proceso más importante del mantenimiento de la piscina es la desinfección, aunque hay otros aspectos que deben estar presentes. Para ellos se usan diferentes elementos de control y tratamientos cuya dosificación se necesita de conocer el volumen de agua que contiene la piscina.

  • ¿Cómo calcular el volumen de la piscina?

Lo primero a realizar saber cuáles productos utilizar para el mantenimiento de acuerdo al volumen de agua de la piscina. El cálculo dependerá de la profundidad y de la forma que tenga:

  1. Determina la profundidad media sumando la profundidad máxima y mínima y luego dividirla entre 2.
  2. Aplica la fórmula de acuerdo a la forma de la piscina. Para calcular el volumen se aplican distintas fórmulas según la forma de la piscina. Si se toman todas las medidas en metros, cuando se multipliquen el resultado será en metros cúbicos. Cada metro cúbico de piscina contiene 1,000 litros de agua.

En las piscinas rectangulares y cuadradas se multiplica el largo, el ancho por la profundidad media. Si la piscina es de forma de “L” se va a calcular como si fueran 2 piscinas independientes y después sumar ambos resultados. Por ejemplo, si una piscina tiene 6 metros de largo, 3 metros de ancho y una profundidad media de 1,10 metros, el resultado será 6 x 3 x 1,10= 19,8 m(19.800 litros).

En el caso de piscinas ovaladas y redondas se multiplica el largo máximo por el ancho máximo y por la profundidad media. La cifra resultante se debe multiplicar por el coeficiente 0,785 en piscina redonda y 0,89 en piscina ovalada. Por ejemplo, en piscina ovalada de 6x3 metros y una profundidad media de 1,10 metros tendrá 6 x 3 x 1,1 x 0,89= 17,62 m3 (17.620 litros).

  • Tipos de mantenimiento de piscina
    • Regular el PH. - La regulación del PH es un factor esencial en la piscina. El PH es una medida del grado de acidez en una escala del 0 al 14. Los valores debajo del 7 indican acidez y los que están encima del 8 son alcalinidad. Para un correcto PH de la piscina debe mantenerte entre 7 y 7,8.
    • Cloración. – Consiste en añadir al agua un compuesto químico de cloro que actúa como oxidante de los elementos orgánicos de la piscina. Existen diferentes formulaciones que contiene el cloro para piscinas y son el hipoclorito sódico y el hipoclorito cálcico que es menos agresivo para la piel e igualmente eficaz. El tricloro (ácido tricloroisocianúrico) soporta mejor la luz solar y no altera el PH. Durante el proceso de cloración, el nivel de PH tiene que estar entre el 7 y 7,8. Si está fuera de estos valores, la cloración pierde eficacia y puede ser agresiva para las mucosas y la piel.
    • Antialgas. – La presencia de algas es debilidad del sistema de desinfección. Se detecta por el tono del agua (que frecuentemente se vuelve un poco verdosa). Una buena limpieza para eliminar las algas de las superficies de paredes y fondos será necesario para un tratamiento de choque con un producto antialgas y un lavado del filtro.
  • Recomendaciones
    • Diario
      • Revisa el PH del agua y agrégale producto necesario para que se mantenga entre 7,2 y 7,6.
      • Analiza el nivel de cloro (cloro residual libre) para ajustarlo a los niveles necesarios.
      • Limpia la superficie del agua de hojas, insectos y otros residuos.
    • Semanal
      • Limpia los skimmers
      • Realiza un contralavado y limpia el prefiltro de la depuradora.
      • Repón las pastillas de cloro.

Fuente: Tuandco