Publicaciones

¿Cómo tener una despensa organizada?

Publicado 01/03/2019

La despensa es más que recipientes y bolsas, el tenerla organizada te ahorrará dinero y tiempo. Con un buen almacenamiento se terminarán las sorpresas desagradables como encontrarte con latas de comida caducadas que se te habían olvidado de su existencia o comprar cosas que no necesitabas pero que quedaron en el olvido por el desorden.

Cada hogar completamente diferente, por lo que guardar los alimentos puede variar según del espacio que tengas. En este artículo te diremos algunos trucos para que siempre tengas en orden tu despensa.

Vacía todo. - Lo primero a realizar en vaciar todo de donde guardas la despensa. Aunque te de mucha pereza, si quieres hacer bien esto, es el comienzo adecuado. Puedes aprovechar para limpiar los estantes y desechar todo lo caducado que ya no podrás consumir.

Despensa homogénea. - Invierte los botes donde guardas la harina, las legumbres, la pasta y el arroz. No guardes la bolsa de lentejas abierta en el armario. Si abres un paquete y sobra, viértelo siempre en un bote. De esta manera conservarás mejor y por más tiempo la despensa, además de que podrás apilarlos y así tener orden. Te recomendamos que uses botes transparentes para ver su contenido y la cantidad que sobre.

Agrupa todo. – Coloca los paquetes extras como las patatas, lentejas, azúcar, etc. en diferentes cestas. Forma grupos de los alimentos similares en bandejas, así ahorrarás espacio y tendrás un control donde todo se verá mucho mejor.

Aprovecha el espacio. – Sácale provecho a la pared o a la puerta colocando baldas en donde pongas las especias y botes pequeños. Tendrás todo a la mano además de que sabrás que tanto tienes y sacar cálculos de cuando se acabará cierto alimento.

Haz que las cosas sean fáciles. – Si eres de los que compran una despensa grande, es recomendable dejar abajo las cosas pesadas como patatas, leche y agua, y en la parte de arriba lo que no utilizas a menudo como rollos de papel, accesorios de plástico, café, vasos, paltos, servilletas etc.

Cómo pudiste ver, tener los productos adecuados y con paciencia puedes tener una despensa ordenada, no tienes pretextos, no es un sueño difícil de lograr. La clave para tener todo en orden es que los alimentos estén visibles y al alcance, si localizas lo que requieres en segundos, es porque tienes una despensa ordenada.

Fuente: Orden en casa