Publicaciones

Conoce las formas de cobrar la renta a tus inquilinos

Publicado 21/05/2019

¿No sabes cómo le cobrarás la renta a tu arrendatario? En este artículo conocerás las diferentes formas que existen y escoge la ideal para ambas partes.

Firmar previamente un contrato de renta en donde se explique que ambas partes están de acuerdo en las condiciones en la que se llevará a cabo el proceso de renta, te ahorrará de varios dolores de cabeza cuando llegue el momento de rentar tu departamento o casa. Te compartiremos algunos consejos para cobrar el alquiler y que hacer en el caso de que haya un posible atraso.

  • Formas de cobrar el alquiler

De las cláusulas más importantes es aquella donde se especifique la cantidad a pagar, las fechas y formas. Según los expertos, hay 3 maneras en la que puedes recibir el pago del alquiler: efectivo, depósito bancario y cheque.

    • Efectivo: Es la manera más común de cobrar la renta, es cuando el arrendador recibe dinero por parte del arrendatario. El lugar donde se cobrará se debe de especificar en el contrato de renta, aunque, según el artículo 2427 del Código Civil Federal, en el caso de que no esté especificado, el efectivo se deberá entregar en la dirección del departamento, casa, o habitación del arrendatario o ir a buscar el dinero en el lugar donde renta. La gran ventaja de este método es que estarás al pendiente del inmueble, porque lo visitarás una vez al mes, y el dinero lo tendrás al momento del cobro. Aunque, por el contrario, la desventaja es que te debes poner de acuerdo con tu inquilino para que coincidan en los tiempos, por que debes trasladarte y es inversión de tiempo.
    • Depósito bancario: Otra forma de cobro es mediante un depósito bancario, el cual también debe estar descrito en el contrato. Además del monto y fecha del pago, se proporciona el número de la cuenta, o cuenta CLABE, nombre del titular de la cuenta y el banco donde se realizará los depósitos. La institución bancaria le dará al inquilino las fichas de depósito, selladas y firmadas. El depósito bancario ofrece un mejor control en las fechas de pago, quedan registradas en los estados de cuenta, sin olvidar mencionar que el dinero está directamente en tu cuenta bancaria sin importar en donde estés tú o el inquilino. Es un método benéfico y seguro para los arrendadores que residen en otra ciudad y que, por falta de tiempo, no pueden cobrar personalmente la renta. Sin embargo, a pesar de las ventajas, estás propenso a fallas del sistema bancario, o hasta de fraudes bancarios por los hackers.
    • Cheque: Aunque esta forma aún exista, con el paso del tiempo ha ido perdiendo protagonismo por parte de los arrendadores. El cheque tiene una orden de pago dirigido a un banco a favor de un tercero. Como arrendador, es vital que verifiques que los montos, y nombres sean los correctos, para que no tengas problemas al momento de realizar el cambio. La ventaja del cheque es que te permite tener un registro fiable de los meses pagados con las fechas en que se hicieron y las cantidades. La desventaja es que se corre el riesgo de que el inquilino no tenga los suficientes fondos y el cheque rebote. Tendrás que ir al banco a cobrar el cheque dentro de 15 días naturales que sigan a la fecha de la expedición, en el mismo lugar o si lo cobras en un lugar distinto del país.
  • ¿Qué hacer cuando el inquilino se atrasa en pagar?

No descartes la posibilidad de estar en la situación de que el inquilino se atrase en el pago, no te sientas impotente, aún si son varios meses atrasados. No actúes demasiado rápido antes de tomar una decisión, hay algunas cosas que debes saber. Por ejemplo, no puede desalojar al inquilino, cambiar la cerradura mientras no está, o cortarle los servicios de electricidad o agua, es completamente ilegal, violarías los derechos del inquilino y el afectado serías tú.

En momentos como estos, es hablar con el inquilino y llegar a un acuerdo, conoce el motivo de su atraso, para negociar sobre los tiempos en la que el inquilino se ponga al día y que la situación no pase a mayores. En el caso de que no se llegue a una solución y el inquilino no quiera aceptar los términos, procede por la vía legal. Contacta a un abogado de tu confianza para presentar una demanda en donde se solicite la intervención de un juez para que tome el caso. En la demanda señala lo acontecido y a las personas involucradas, cuando se procesa, se le darán algunos días al inquilino para que abandone el inmueble y conteste la demanda, en el documento tiene que confesar o hasta negar las acciones referidos por el arrendatario. Se realiza una audiencia y se establece el cómo se revolverá el caso.

El rentar un departamento o casa no siempre es garantía de ingresos fijos. Este tipo de problemas provocan la finalización de contratos en gran número de lo que te puedes imaginar. Para finalizar, investiga primero a quien le rentarás tu inmueble, pide referencias y establece reglas por si hay retrasos en el pago de la renta, por eso la importancia del contrato antes de permitir la entrada al futuro inquilino.

Si está en tus planes alquilar, infórmate y acércate con un despacho de abogados para que te den la mejor asesoría. Mucho éxito.

 Fuente: Vivanuncios y Propiedades