Publicaciones

Conoce sobre la arquitectura brutalista

Publicado 10/02/2020

Este movimiento arquitectónico exalta al hormigón, surgido en países europeos cuyo auge fue en la década de los 60´s y 70´s. Mediante los diseños de edificios se introdujo el cemento (hormigón) para la construcción de fachadas con estilo de escalera única. Conoce más sobre esta técnica arquitectónica.

Las primeras edificaciones que se edificaron a partir de la arquitectura brutalista recibieron un sinfín críticas que las consideraban “pilas de cemento”. El término que se le dio perteneció a una corriente arquitectónica que se le veía como superación del movimiento moderno o racionalismo. El brutalismo se originó a mediados de los cincuenta (1954) en Inglaterra, derivada del Béton Brut (“prima concreta” traducido al español) de Le Corbusier, plasmada en el Unité d´Habitation de Marsella. La arquitectura brutalista en los años 50 y finales de los 60 vivió su mejor época, teniendo un increíble impacto en el diseño contemporáneo.

Una de sus características es por utilizar de manera masiva el cemento como material constructivo para resaltar el poder de las estructuras conjuntas en las diferentes formas plásticas conformadas en los detalles. Están conformados por acentuados y volúmenes robustos que se moldean para que puedan crear un tipo de nexo de los elementos que los rodean.

  • Influencia de Le Corbusier y el primer edificio brutalista

Como ya se mencionó, el brutalismo se derivó de la arquitectura moderna. El arquitecto Le Corbusier tuvo mucha influencia en ella por sus obras de gran tamaño de residencias en Berlín, Marsella o el Chandigarh en la India. Una de las peculiaridades de este movimiento se enfoca en la intención de ampliar los elementos de los recursos en los edificios cuando hay materiales en bruto y formas rugosas.

El primer inmueble que se le considera como brutalista es la Escuela de Hunstanton (Smithdon High School), erigida en 1954. Los arquitectos Alison y Peter Smithson fueron los encargados de diseñarla, dejando a propósito a la vista las instalaciones del instituto. Esto era ir en contra de la cultura formalista de aquella época, trataba de darle una hermosura hablando arquitectónicamente en materia de las formas y no solamente en la estética. 

  • El hormigón, protagonista del brutalismo

El material más recurrente de este tipo de arquitectura es el hormigón por ser económico y sencillo, ayudaba a la sensación de amplitud y grandeza, características de construcciones bajo la técnica brutalista. No obstante, las fachadas eran simples y sin pretensiones, esto se lograba gracias al trabajo meticuloso de los arquitectos. Inclusive, el color tenía un papel importante por la amplia gama de minerales en el hormigón, los cuales brindaban distintas tonalidades. Una vez que el cemento se armaba, la carga se situaba en algunas columnas, los suelos podían flotar donde el diseñador y cliente quisiera. Además, se tenía la opción de contar con más espacios luminosos y abiertos, por ejemplo, en los corredores exteriores. Para que se pudiera retener el calor en los interiores de las chimeneas, las ventanas se agrandaban, por su parte las recámaras podían tener dimensiones increíbles, cosa que en siglos pasados significaba una cantidad desorbitada de corrientes de aire.

A pesar de que el hormigón es el material al que exaltan, se podían usar otros materiales. Alison y Peter Smithson utilizaron vidrio, ladrillos y acero en otras obras aun con el ornamentado del cemento y carácter crudo.

  • El objetivo de la arquitectura brutalista

Su objetivo era la de cuestionar la estética de la arquitectura moderna, ya que el brutalismo buscaba el contraste real. Estas ideas surgieron ante la situación económica luego de la Segunda Guerra Mundial. Las urbes de Europa requerían de la construcción de nuevos inmuebles por la cantidad de gente que sufrieron daños y destrozos en sus residencias, ocasionadas por los bombardeos. A grandes rasgos, el brutalismo respondía a través de su arquitectura repetitiva ante dicha necesidad.

  • Edificios brutalistas en México
    • Centro Cultural Universitario: Se encuentra en la reserva ecológica del pedregal de Santo Domingo, en la parte sur de Ciudad Universitaria de la UNAM. Fue diseñado por Orso Núñez Ruiz-Velasco junto con el arquitecto Arcadio Artis Espriu.
    • Embajada de Japón en México: Localizada sobre paseo de la Reforma, y ésta es la única obra del japonés Kenzō Tange en tierras mexicanas. Su principal característica es la estética que se deriva de la sinergia creativa del occidente y oriente.
    • Casa taller de Agustín Hernández Navarro: Fue la residencia del arquitecto mexicano la cual posee una fuerza escultural. Tiene forma geométrica que se esconde entre los bosques de las Lomas de CDMX.

Fuente: Moovemag y Revista Código