Publicaciones

Consejos para tener siempre limpio y ordenado el refrigerador

Publicado 22/01/2019

Guardar la comida en trastes con tapas, respetar los compartimentos y limpiar regularmente son algunos tips para tener limpio y en orden el refrigerador.

Mantener el refrigerador limpio y ordenado es vital para que nuestros alimentos se conserven por mayor tiempo, además de evitar derrames, malos olores y encontrar fácilmente lo que buscas sin la necesidad de sacar todos los trastes. A continuación te decimos estos consejos para no sufrir cada vez que abras tu refrigerador.

Guarda la comida en trastes transparentes y con tapas. Ordenar el interior del refrigerador no es complicado si se guardan los alimentos en recipientes con tapas. De esta manera es más sencillo el acomodarlos, recuerda dejar siempre una separación entre cada recipiente para que el aire circule correctamente. Otra opción que te damos para facilitarte la búsqueda de algo es etiquetar por si no tienes trastes transparentes.

Etiqueta los estantes

Para que cada miembro de la familia conozca que va en cada estante y encuentre la comida, etiqueta cada sitio sin desordenar o estar con la puerta abierta por mucho tiempo. Por ejemplo, que un estante sea para los aderezos, lácteos, bebidas, etc.

Guarda los alimentos en sus respectivos lugares donde le corresponden

Todos los refrigeradores tienen compartimentos para los huevos, carnes y verduras. Se recomienda colocar cada alimento en donde le corresponde. Es decir, en el estante  superior los lácteos, comida lista o cocinada en el centro, los crudos como pescado y carnes abajo, así evitarás contaminación en todo el refrigerador. Si se usa cada estante para lo que le corresponde, el refrigerador estará ordenado siempre y no perderás tiempo buscando un alimento en específico.

Paños en los estantes

De seguro en alguna o varias ocasiones derramaste líquidos en el refrigerador por accidente. Para no tener que limpiar, puedes poner paños absorbentes en cada uno. Cuando se vuelva a derramar algo, con quitar el paño, lavarlo y devolverlo al refrigerador es suficiente para solucionar el problema.

Limpia y ordena semanalmente

Realiza una limpia y ordenanza de manera semanal, aprovecha cuando realizas la despensa de la semana. Antes de colocar todo adentro, saca lo que ya no consumirás, pasa un paño limpio con algún producto de limpieza, recorre los estantes, las paredes y demás lugares del refrigerador. Una vez finalizado, coloca los alimentos.

Elimina los malos olores

Para evitar los malos olores en el interior del refrigerador, pon un traste abierto con un poco de bicarbonato de sodio o vinagre para neutralizar los olores.

Fuente: Bellezas Latinas