Publicaciones

Consejos para una mudanza perfecta

Publicado 12/01/2017

La llegada a un hogar diferente significa una nueva ilusión, pero antes de este paso está la mudanza, tanto por el trabajo que representa el empaque y traslado del mobiliario y objetos para la nueva casa, como el costo. Pero no desespere, aunque parece una tarea bastante complicada, con un poco de organización y planeación podrá realizarla sin mayores contratiempos.
Para empezar tómelo con calma, ya sea que vaya solo, en pareja o en familia, mudarse implica el inicio de un nuevo proyecto, que incluye un cambio de ambiente, de localidad y de lugares para realizar las actividades cotidianas. Evite caer en desesperación o estresarse, así que para empezar de manera positiva debe planear con tiempo una buena mudanza. Aquí algunas sencillas sugerencias que podrán ayudarle en esta tarea.
El cambio de residencia es una excelente oportunidad para revisar todo el contenido de tu casa y elegir lo que verdaderamente quieres llevar a tu nuevo domicilio y de lo que es mejor deshacerse de una vez por todas. Además, mientras menos objetos tengas para el día de la mudanza, será más fácil. No tiene caso pagar por el envío de artículos que nunca necesitarás, es un gasto innecesario. Además, llegar a un nuevo hogar significa renovarse, dejar atrás lo que ya no nos sirve y que no tiene caso que sigamos cargando. Mejor deja ir lo que ya no te va a servir.

Una vez que has definido todo lo que transportarás a tu nuevo hogar, dedica un buen tiempo a buscar información sobre las empresas de mudanzas: qué servicios ofrecen, garantías y, sobre todo, los precios. Planea con anticipación este paso, que es muy importante.

Por último y no menos importante, nunca mandes en la mudanza objetos de valor como joyas, objetos de arte, pólizas de seguros, documentos legales, etc., esos llévalos tú mismo, y si tienes muebles u objetos valiosos fotografíalos antes de la mudanza, de esta forma, si sufren algún desperfecto tendrás pruebas para presentar una queja.