Publicaciones

Coworking, espacios para convivir y trabajar

Publicado 07/08/2019

El coworking es una práctica que se ha extendido rápidamente entre los freelance de Estados Unidos y desde hace un par de años esta “fiebre” ha invadido a varias partes del mundo.

  • ¿Qué es un espacio coworking?

Un coworking es un espacio de trabajo que se comparte, impulsando y fomentando la co-creación de una comunidad. En un coworking los profesionales no comparten empresa, ni sector de actividad, simplemente se unen para laborar en conjunto en un mismo espacio, pero se aportan valores mutuamente mediante las conexiones generadas. Si se quiere buscar un espacio coworking, los objetivos principales son combatir la soledad laboral y hasta rebajar los gastos. En los espacios coworking se encuentran infraestructuras mucho más competitivas de la que se tienen trabajando en el hogar. Se pueden dispones de salas juntas donde se reciben a los clientes o un sitio para separar la vida laboral de la personal.

Los centros coworking busca que la decoración sea “singular” además de espacio, saliéndose del típico mobiliario de oficinas para que sea un sitio multifuncional donde se puede desarrollar otros tipos de actividades culturales. El coworking ha tenido una evolución en los últimos años y ha propiciado a que surgen más espacios de este tipo que cubren las necesidades de tener una oficina a bajo costo, aunque hay algunos que destacan por su implicación a nivel social, generando impactos beneficiosos porque dichos espacios se convierten en lugares de negocios, innovación y original movimiento social en sus áreas de influencia.

  • ¿Cómo funciona el coworking?

Se entiende como el espacio para que el profesional trabaje en un entorno compartido.  Sin embargo, los espacios de coworking se rigen bajo una serie de normas de convivencia que permitan que el ambiente del trabajo sea el adecuado para todos. Para que un espacio coworking funcione a la perfección se debe cumplir con las siguientes características:

    • Convivencia y respeto
    • Zonas comunes que permitan la conexión entre los demás
    • Libertad de acceso
    • Evolución y rapidez al momento de ejecutar mejoras
    • Membresías o modalidades de precios sencillas y enfocadas al perfil elegido
    • Iniciativas y elementos que aporten dinamismo y ayude a promover ideas. 
  •  
  • Ventajas de coworking
    • Permite salir al freelance de su casa
    • Ayuda a que el trabajador se sienta arropado por otros profesionales
    • Mejora la disciplina y los horarios
    • Impulsa nuevos proyectos
  • ¿Cómo diseñar un lugar para que sea un espacio coworking? El compartir y “vivir” en una oficina planteada puede ser enriquecedor para el trabajo. Si no soportas trabajar en el hogar y está en tu mente el rentar un local para montar un espacio coworking, considera los siguientes aspectos para que no sea un dolor de cabeza trabajar:
    • Juntos y separados: Muchos trabajadores independientes (freelances) deciden laborar en los espacios coworking porque suelen tener reuniones. Asegúrate que el lugar además de los sitios de trabajo, que cuenten con salas de reuniones para recibir a los clientes, o simplemente para que el equipo se reúna para desarrollar proyectos.
  •  
    • Diferentes espacios: Algunas personas piensan mejor cuando están sentadas, aunque otras tumbadas o al salir a dar un paseo. Por esta razón es conveniente tener todo tipos de espacios para sentarse, acostarse o pasearse. Consigue unos buenos asientos de trabajo sin olvidarte de algún sofá, butaca o chaise longue para que los demás encuentren su rincón de inspiración.
  •  
    • Privacidad: Es sumamente importante prestarle atención a este punto. Nos referimos a la insonorización. Trabajar con otras personas de distintas áreas y con sus respectivas necesidades podría ser complicado si no se cuida la insonorización de los espacios. Utiliza biombos de tela que “absorban” los ruidos para colocarlos entre los espacios. Si el presupuesto lo permite y está en tus posibilidades, crea cabinas para realizar llamadas de teléfono sin molestar a tus compañeros.
    • Luz natural o artificial: Primordial para poder trabajar. En los sitios con poca luz natural, instala estores que la difumen para evitar reflejos en las pantallas. En el caso de la iluminación artificial, una buena opción son las lámparas de techo generales y flexos individuales en cada lugar, para que cada uno pueda regular la potencia de la luz.
    • Cuestión de estilos: Es enriquecedor trabajar rodeada de otras personas distintas a ti. Si cada quien decora su rincón a su gusto, el resultado podría ser desproporcionado y proyecta una mala imagen hacia los clientes que vayan. Es necesario establecer lineamientos de estilo que todos deben respetar. Por ejemplo, contar con las mismas lámparas, mesas, sillas y elegir una misma paleta de colores es esencial para lograr esto.

Fuente: Elledecor, Fangaloka y Comunidad Coworking