Publicaciones

¿Cuáles son las claves para elegir tiradores?

Publicado 24/05/2019

Hay varias maneras de revalorizar y resaltar la decoración de una estancia. Por ejemplo, en la sala de la casa se puede realzar el ambiente incluyendo cojines en los sofás, lámparas colgantes en los comedores o interruptores en pasillos inhóspitos. En este artículo conoce como los tiradores realzan y destacan un mueble, armarios, una puerta o toda una cocina. A continuación, te presentamos los tipos de tiradores para seleccionar los adecuados según el espacio que quieras adornar.

  • Pequeños

Por sus dimensiones no significan que sean menos vistosos. Puedes encontrarlos en distintos formatos, como verticales o apaisados. Están los modelos en forma de “L”, son simétricos y resultan perfectos para las puertas de armarios de un mismo espacio. También existen los tiradores en forma de “T”, igual de cómodos para agarrarlos, es frecuente verlos en puertas de paso, de librerías, y vitrinas de cristal, porque estás cuentan con espacio reducido para los tiradores, el punto de anclaje debe tener pocos centímetros. Los tiradores antiguos con asa de curva móvil con asidero son otra excelente opción para los cajones en presentaciones pequeñas.

  • Tiradores horizontales para cajones

Gracias a su forma resultan prácticos. La tendencia natural de las manos es agarrar los tiradores con la palma hacia abajo. El simple hecho de que el tirador de barra sea horizontal, se vuelve ergonómico y cómodo. Dentro de esta gama se puede seleccionar un sinfín de diseños, variando en el material, anchura y grosor, desde barras de sección redondas y cuadradas, con modelos que se adaptan a la forma de las manos.

  • De cuero

Con este material, el mueble cobrará vida. El cuero es versátil, su característica aporta clase y elegancia, atrayendo las miradas de todos dejando a un lado momentáneamente el diseño del mueble. Puedes doblar el cuero para realizar pequeños tiradores, sin estirarlos dejando una tira de cuero para hacer el asa horizontal, vertical o inclusive doblarlo para crear un nudo.

  • Revestidores de cuero

Le puedes sacar aún más provecho a este material, es mucho más versátil de lo que crees. Se pueden utilizar como base de pequeñas tiras para envolver un tirador, que por lo general es metálico. Cuando se unen estos dos materiales, la puerta adquiere mayor carácter, haciendo que se aprecie mejor la calidad.

  • Embutidos en la puerta

Cuando se piensa en tiradores se hace de la forma en que estos sean una pieza unida a la estructura de la puerta. No obstante, se puede encastrar el tirador en la puerta o inclusive, realizar un fresado en el grosor de la misma. Se pueden jugar con los materiales para que contrasten o que las formas sean circulares, cuadradas, con un diseño que vaya hacia la dirección de arriba o abajo de la puerta.

  • Con líneas clásicas

Para todos aquellos amantes de lo tradicional no dejarán de lado las molduras con formas volutas, tiradores considerados clásicos en el mercado. Además de los distintos acabados, hay modelos con demasiados detalles que hacen que se cataloguen con facilidad dentro de la categoría de clásicos, unos rectos y otros curvos, pero todos con un estilo único. Están también los que poseen forma de concha, muy usados en cocinas clásicas y rústica.

  • Alargados y verticales

Se usan principalmente en los armarios. Son buena opción para dejar de lado las asas típicas y pequeñas. Se pueden colocar de manera alineada en la parte baja de la puerta, a unos 50 centímetros o se podría cubrir prácticamente la puerta.

  • Cortos y verticales

Son más pequeños que los anteriores, pero tienen la misma función decorativa. Son sencillos, con agarraderas en forma de “U” o con un listón que sale del centro de la puerta, con detalles y mezcla de materiales, tallados en metal que los hacen muy llamativos.

  • Instalados en el canto del cajón o puerta

Cuando se quiere buscar discreción y se quiere evitar que los detalles pequeños se lleven todo el protagonismo, se pueden optar en este caso por tiradores instalados en el canto de cajones y puertas. Son ideales en las cocinas en las que haya muchos cajones y puertas, en el caso de que los tiradores fuesen grandes, estarían muy presentes y sobrecargarían el espacio. De esta manera se consigue funcionalidad y ligereza al mismo tiempo.

  • “No pongas tiradores” u ocúltalos

De las tendencias actuales del momento. Los muebles de las cocinas modernas, las de diseños minimalistas prescinden de los tiradores. Es una manera de hacer más puras y esenciales las líneas. Aunque en realidad es que no tengan tiradores, sino que están integrados en las puertas de una forma que no se puedan ver. Por ejemplo, son los tiradores de uñero, van empotrados en el canto de la puerta, otra forma de integrarlos son los tiradores de gola, sistema que incorpora al cajón un perfil de aluminio, dejando un hueco para poder abrirlos. Cualquiera de estas 2 maneras se tiradores ocultos tienen una ventaja, al no tener ningún elemento en la puerta o cajones, se limpian con mayor facilidad.

¿Cuál tipo de tiradores tendrías en las estancias de tu hogar?

Fuente: Decofilia y Decoración 2