Publicaciones

Dale un toque de frescura a tu decoración con el color mint

Publicado 23/04/2019

El mint es uno de los colores más utilizados en la decoración de interiores en los últimos años. Si estas en la búsqueda de ideas para decorar, que no te sea extraño pensar en este tono, son tan agradables que son capaces de crear y dar la sensación de ambientes frescos y acogedores. Dale un toque de frescura a tu casa.

Los tonos pastel en la actualidad están ganando mucha fuerza en la decoración y no es para menos, ofrecen toques frescos y delicados en donde estén. El verde menta se puede utilizar siempre cuando se quiera, no son como otras tonalidades con las que hay que ser cuidadosos para no caer en excesos. En este artículo descubrirás el cómo decorar en cada uno de los rincones del hogar.

  • ¿Cuál es el color mint?

Es una tonalidad de verde pastel, ubicada en la gama de los tonos más suaves del verde. Considerado como “fresco”, es excelente para dar color a determinadas zonas, pero sin restar luminosidad. Los colores pastel se destacan por ser suaves y con menos saturación. Según la psicología en la decoración de los colores, el verde purifica y evoca la naturaleza.

  • ¿Cómo integrar el color mint a la decoración?

Hay demasiadas maneras de integrar el color vender menta en la decoración. Te hablaremos de algunas interesantes combinaciones.

    • En los espacios infantiles

Son de los colores más recurrentes en los espacios infantiles a la par de las tonalidades pastel. Los tonos suaves son los idóneos para los más pequeños del hogar, invitan a relajarte y crean ambientes luminosos y bonitos. Incluye el verde menta en el estilo decorativo de las habitaciones de los niños, pintando muebles o poner detalles como cojines y lámparas. Pintar paredes es una manera muy evidente, sino quieres sobrecargar la estancia, pinta únicamente la mitad o una pared, el resto déjalo en blanco para la luminosidad.

    • En el dormitorio

También en este sitio el color mint será bienvenido. Relaja, conciliarás mejor el sueño, recuerda que las tonalidades vinculadas a la naturaleza como el verde y azul, consiguen tal efecto. Otra opción para emplear el verde menta, es en la cabecera de la cama o escoger una colcha con el tono para adornar tu cama. Si los mezclas con artículos de madera, el efecto será cálido.

    • En el baño

Resultan agradables en los baños, considerando que es parecido al color turquesa, aunque con tintes más claros y verdes, perfecto para los lugares donde haya agua. Es un color fresco, ayuda a despertar con un buen mejor humor en las mañanas. Puedes poner el color en los azulejos mientras el alicatado lo dejas en blanco. El baño cuenta con otros accesorios como las toallas, alfombras para que se impregnen del estilo del mint.

    • Como acento

Se refiere a los colores de acento a las pequeñas pinceladas, elementos pequeños y accesorios decorativos que se integran en un ambiente pero no son el color predominante. El mint es perfecto en las decoraciones nórdicas, coloca cojines, lámparas de pies y láminas de pared o cualquier elemento que se te ocurra.

  •  Combinaciones de pantone con el mint

Las combinaciones del pantone con la tonalidad verde menta son muchas, la más clásica y menos arriesgada es el mint y blanco. Sin embargo, apuesta por decorar con el verde salvia, color muy popular en los tablones de Pinterest que se pueden combinar con el verde menta. De igual manera el combinar rosa y la tendencia color block es una estupenda idea para las habitaciones de los infantes y en espacios juveniles. El gris y mint ayudan a encontrar la relajación en el dormitorio.

  • Otros colores que se combinan con el mint
    1. En ocasiones se piensa en que colores serán perfectos para combinar para crear un buen estilo.
    2. Para un entorno relajado y sencillo, combina mint con negros, blancos y escala de grises en paredes o detalles vistosos.
    3. Con distintos tonos de rosa le dará un toque de feminidad, creatividad y estilo más modernos en las estancias.
    4. La mezcla de verde menta y amarrillo dará paso a la luz en las habitaciones y un acabado moderno. La gama de colores crema y beige son ideales para el mint, si quieres un toque intenso añade un color llamativo. No olvides que es recomendable no combinar más de 3 tonos en un mismo sitio.
    5. El cobre y mint conforma una buena pareja espectacular cuando se junta, el brillo es la mejor característica y dejarán un entorno de aires vintage, muy chic y elegante.

¿Decorarías tu hogar con este color?

Fuente: Decourban y Bezzia