Publicaciones

Decora tu jardín con grava decorativa

Publicado 06/06/2019

Cuando se diseña el jardín, de las cuestiones más interesantes y útiles, es colocar grava decorativa. Existen de muchos colores, formas y tamaños, por lo que conseguir este material mejora visualmente a tu jardín de manera sencilla. Debemos recalcar que poner gravilla, no significa quitar o arrancar plantas, sino sólo combinar los elementos para crear un ambiente único y acogedor. ¿No sabes cómo utilizar la grava decorativa? No te preocupes, te diremos consejos para que te animes a colocarlo en tu jardín.

  • ¿Qué es la grava decorativa?

Son piedras demasiadas pequeñas entre los 2 y 64mm. Pueden ser naturales producidas por el movimiento del agua de los ríos, o por la contraparte, ser fabricada por el propio hombre, es a lo que se le conoce como piedra tamizada o partida. Hay distintos tipos: de pedernal, fundición, construcción, calcedonia y decoración.

La que nos interesa es la decorativa, estas son ideales para el mejoramiento del drenaje, evitan que el suelo se compacte e impiden que las hierbas silvestres o maleza, germinen y crezcan.

  • La utilización de la grava decorativa

Este material tiene diferentes usos que no se pueden ignorar. Usar la grava decorativa es una excelente opción por si se quiere formar senderos, mejorar la textura del jardín, reemplazar el césped o decorar el jardín y crear dibujos con la gravilla. Es una solución sencilla y fácil que puedes realizar tú mismo, conseguirás resultados hermosos.

El colocar grava decorativa en el jardín es un proceso de mucha facilidad, aunque requiere de una serie de pasos. El terreno debe estar preparado, para que tengas bien definido el espacio en donde pondrás la grava. Si cuentas con una zona de huerto, probablemente quieras colocar en su lugar grava decorativa. Delimita espacios, agregando pequeños cercos de vallas para el jardín, ya sea de piedra, madera o del material que te convenga o quieras. Cuando tengas listo y preparado el terreno, añade la grava, aunque, ¿conoces el grosor que debe tener la capa de la grava decorativa?, ¿Qué tamaño utilizar? El tamaño de la grava depende de la capa de la misma. Cuando la grava es fina, con cubrir pocos centímetros es suficiente. Por el contrario, si el tamaño de la grava es grueso, el grosor deberá ser mayor. Hablando en términos generales, el grosor de la capa debe estar entre los 5 o 10 centímetros.

Si aún no tienes muy en claro el tipo de gravilla que quieres usar, lo recomendable es analizar las opciones que existen en el mercado y hacer el ejercicio de imaginar el cómo te gustaría que fuera tu jardín. El hecho de elegir un tipo de gravilla, dependerá de los gustos de la persona. El combinar distintos tipos, tamaños, colores y texturas, es lo mejor para buenos resultados visuales.

  • Despídete de las hierbas malas

Antes de la colocación de la grava, ten en cuenta que evitarás el desarrollo y crecimiento de hierbas malas que podrían sobresalir encima de la gravilla, esto ocasionaría un efecto anti estético. ¿Cómo mantener a la distancia a estas hierbas? Con aplicar tratamientos de herbicidas para eliminar hierbas en caso de que haya, y poner una malla anti hierbas en el terreno. Tal vez una que otra hierba permanezca a pesar de la aplicación del herbicida, pero con la grava reducirás el mantenimiento del jardín.

  • Diseños de grava decorativa

Son demasiadas las opciones para diseñar un área con la grava decorativa. Ideas como incluir un árbol o planta para dar un aspecto natural es una de ellas. En las zonas con vegetación, lo adecuado es usar grava fina y para la delimitación de caminos, es utilizar la grava gruesa.  También puedes crear zonas en la que se combine muchos tipos de grava decorativa, formando dibujos con la propia grava en diferentes colores y texturas.

  • Ventajas de la grava

Su instalación es fácil, sólo debes alisar el terreno y eliminar la maleza para tener el acabado perfecto. Como se mencionó, se recomienda instalar una malla anti hierba para un buen mantenimiento a largo plazo. Ayudan a crear espacios y jardines llamativos y divertidos si se decora con flores o plantas, obteniendo contrastes entre esos elementos.

Optimiza el riego, evita que el agua se evapore inmediatamente, además de que la grava funciona como protector de cambios repentinos de temperatura en el terreno. Los cambios son instantáneos, no requerirás de tiempo para observar los resultados.

  •  ¿Cuánta grava se necesita?

Generalmente, 75 kilogramos es la media por metro cuadrado, con base a una capa de 5 centímetros, aunque si se escoger tamaños mayores a los 32mm, se aplica una capa más gruesa, entre 6 y 7 centímetros. Pídele a un experto que te asesore sobre la cantidad de grava que necesitarás o tú puedes realizar los cálculos midiendo el jardín.

  • ¿Qué tamaño de grava se debe escoger?

En caminos, entradas o jardines donde transitan bicicletas o personas, el grosor aproximado es de 5 cms, por lo que todos los formatos de grava serán entre los 2mm a 32mm. Los tamaños normales o más recurrentes son los de 11-22mm y 15-25 mm. En terrenos en la que se estaciona automóviles, la capa debe ser de 5 a 7 centímetros. Los tamaños ideales son los de 5 y 20mm o de 8-16mm.

Como te diste cuenta, la grava decorativa va más allá de ser solo piedras hermosas. Usándolas en el jardín se consiguen grandiosas vistas. No lo dudes más, y anímate a decorar tu jardín con este material.

Fuente: Jardinería On, Zona herramientas y Amagard