Publicaciones

Elige los colores de pintura para los interiores

Publicado 28/03/2019

¿Estás en planes de pintar las paredes de tu hogar pero no sabes que colores elegir? Te traemos una guía con las claves para acertar cuando elijas los colores para tu casa. Cada color transmite diferentes sensaciones además de las combinaciones de colores entre sí.

El pintar es una manera sencilla de conseguir un cambio radical en la decoración, sea sutil o drástico. Preguntas como: ¿Cuál color se verá bien las paredes?, ¿cómo combinar colores para lograr armonía?, ¿cómo elegir los colores adecuados? A continuación te ayudaremos para que puedas elegir bien de acuerdo a lo que quieres en tu sala o cualquier otro lugar de tu casa.

Las claves para la elección de colores

  • Considera tu estilo de vida y actividades que realizas en tu casa. Es muy diferente las actividades de una pareja joven sin hijos que trabaja casi todo el día en oficina, a una que tiene niños o de una persona que vive completamente sola, dedicada 100% al trabajo. Cada estancia del hogar tiene la función de realizar una actividad en específico. Piensa en colores que activen y relajen los sentidos.
  • Transmite sensaciones. Al tener muy bien definido la actividad a desarrollarse en cada rincón del hogar, plantéate lo que quieres transmitir en cada estancia y ten muy en cuenta la decoración para que sea de utilidad en tus actividades. Por ejemplo, si quieres transmitir la sensación de relajación y calma, las superficies mullidas, cojines, sillones y sofás le darán protagonismo y opta por colores suaves en tonalidades frías.
  • Homogeneidad en el estilo decorativo y en los muebles. Crea homogeneidad con los colores de las paredes y de los muebles, aunado a los elementos de tu decoración. La combinación debe tener un resultado atractivo para ayudarte a transmitir las sensaciones que quieras, por lo que no significa que no puedas tener contraste con los muebles, suelo y sobretodo, con el color de las paredes.
  • La importancia de la luz natural y el tamaño de cada sitio. Si tienes la buena fortuna de tener demasiada luz natural en un lugar de gran tamaño, elige los colores oscuros y fuertes. En el caso contrario de que la luz natural no entre en tu casa y sea un espacio reducido, los colores claros debes utilizar para ampliar visualmente el sitio.
  • Acabado adecuado según las paredes. Los colores que tengan acabados mate, apenas reflejan la luz, se recomienda usarlos en espacios con buena iluminación. Las pinturas con brillo resplandecen demasiada luz pero no disimula bien las imperfecciones de la pared. Para encontrar un equilibrio, una excelente opción es la pintura satinada, aporta más luz a comparación de la mate y es muy fácil de asear.
  • Elige un tono más claro del que deseas. Todo lo contrario a la pintura de exteriores, cuando se pinta la pared del interior, podrías apreciar el color más oscuro de lo que imaginabas. Elige un tono ligeramente más claro al que quieres.
  • Realiza pruebas. Si persisten las dudas entre los tonos y colores para una recámara en especial, realiza una prueba pequeña a manera de muestra en diferentes paredes de la recámara para ver el resultado de cada color con la luz natural de acuerdo a las características de tus paredes.

La psicología en los colores

En el inicio de la nota te mencionamos que  antes de la elección del color de un espacio, es importante pensar en las sensaciones que quieres transmitir. Cada color aporta diferentes sensaciones, además de los gustos subjetivos que tengas. Los colores tienen su propia psicología:

  • Verdes y azules. Considerados como los colores fríos, transmiten paz y tranquilidad. Ideales para dormitorios, en especial los tonos claros son relajantes para un buen descanso.
  • Naranjas y amarillos. Todo lo opuesto a los anteriores, estos son colores cálidos que alientan la creatividad y actividad cerebral. Las zonas de despacho y trabajo son los lugares ideales para estos colores, también en los establecimientos de comida por que abren el apetito.
  • Rojo. Color considerado excitante, no es recomendable pintar en dormitorios o espacios en donde pases mucho tiempo, suele resultar muy agobiante y cansado.
  • Tonos crema. Relajantes y otorgan mucha luz, ideales en las decoraciones románticas o del tipo Shabby Chic, la cual usan tonos homogéneos en pastel y crema en paredes y en muebles.
  • Blanco. El color con más luminosidad para ampliar visualmente los lugares. Al emplearlo, se cede el protagonismo a los accesorios de pared como los cuadros, estantes y los muebles del hogar.
  • Gris. Este color transmite seriedad, razón por la cual es muy utilizado en los negocios. Aunque es un color versátil, combina con una gran mayoría de colores, dando resultando a decoraciones atractivas.
  • Negro. Se asocia con la muerte, por eso no se pinta toda habitación de este color por que el resultado es lúgubre. No ofrece nada de luz y empequeñece las paredes visualmente.

Acabados profesionales

Además de elegir los colores de las paredes en el interior de la vivienda, se puede combinar con muchas texturas y acabados como el efecto arena, el estuco, el microcemento y los barnices metalizados. Para la aplicación de estos acabados se necesita de conocimientos y técnicas, por lo que te recomendamos acudir con profesionales. Por falta de tiempo, consideramos el pintar por nuestra cuenta las paredes de nuestro hogar por falta de tiempo, pero como careces de conocimientos, técnicas y asesoramiento, el resultado no será el que deseas.

¿De qué color pintarías tus paredes?

Fuente: Pinturas Astrillo