Publicaciones

Errores que cometes al limpiar tu hogar

Publicado 19/03/2019

La tarea doméstica por excelencia en la casa, es la limpieza. No tiene mucha ciencia el limpiar, pero a lo mejor cometiste o estás cometiendo actualmente los siguientes errores que mencionaremos en el artículo.

Los humanos se equivocan, y de los errores se aprende para rectificarlos y ser “sabios”.

Enumeraremos los errores que más se cometen cuando se limpia y se pasan por desapercibidos. Considera esto como una oportunidad para redimirte y aprender para mejorar y presumir tu hogar reluciente:

  • No confíes de los multiusos: Es la opción más económica, pero ojo, es la menos efectiva. En cada lugar se debe utilizar un producto distinto, considerando la zona a limpiar, el tipo de material y acabado con el que está fabricado. Un mismo producto para azulejos y madera, no tendrá el mismo resultado.
  • Limpieza de vidrios con papel: Si eres de aquellas personas que limpian los espejos con papel, sabrás que no quedan muy limpios precisamente después de haberlos limpiado. Los expertos en la materia aconsejan recurrir a los paños de microfibra para los vidrios. En caso de utilizar papel, que sea del periódico, estas no dejan pelusas.
  • El no limpiar pomos e interruptores: Son las cosas que más tocas en tu hogar, y donde habitan la mayor cantidad de bacterias.  Para evitar que se propaguen y acumulen, ¡limpia los interruptores y pomos! Si te sobra algún cepillo de dientes, úsalo pero que sea específicamente para dichos lugares. También puedes recurrir a los bastoncillos.
  • Suelo para el final: Por simple lógica, pensamos que dejar el piso para limpiar de último es lo mejor, porque cae polvo y suciedad mientras se limpian otras estancias. El dejar para el final el suelo provoca que se combine la suciedad a los muebles y superficies que habrás limpiado.
  • Que el aire seque al suelo: Después de limpiar los pisos, se suele abrir las ventanas y puertas para que se seque lo más rápido posible. Lamentamos decirte que es un error muy común. Ocasionarás que haya marcas de secado y surcos. Pasa una mopa mojada siempre para secarlo.
  • Limpiar cristales en días soleados: Aunque piensas que es un día perfecto para limpiar por la luz del sol, es otro error que se comete a menudo. Los días soleados ocasionan que el producto se seque más rápido de lo normal y aparecerán manchas que verás hasta en la tarde. Se recomienda limpiar los vidrios en el atardecer.
  • Limpieza con el plumero: El objeto tradicional de la limpieza, haciendo creer que es eficiente para el aseo del hogar. La única función del plumero es esparcir el polvo y suciedad a otras superficies y no eliminarlo por completo.
  • Limpia desde el último rincón hasta la salida: Suena fácil y es muy sencillo. Establece un orden de limpieza en el hogar. Que comience desde la habitación del fondo hacia la sala. Así evitas dejar polvo y suciedad por todas partes si no tienes un orden para limpiar.
  • Barre en línea recta: De atrás hacia adelante o de derecha a izquierda, son los movimientos en que normalmente las personas mueven la escoba al barrer. Cambia tu técnica por completo lo antes posible, realiza giros en forma de “S” o en zigzag para acabar con la suciedad, sino sólo moverás el polvo de un lugar a otro.
  • Pulveriza los productos directamente en el suelo: Si el producto que vas a usar no indica lo contrario, rocíalo en el trapo si es que no quieres desperdiciarlo. También sirve para no estropear la superficie del suelo.
  • No frotes las manchas: Cuando se derrama una copa de vino en la alfombra, puede convertirse en una pesadilla, más si frotas sobre la mancha, podría convertirse en un daño irreparable. La forma inteligente de limpiar, es recoger con una cuchara el vino derramado y colocar paños húmedos encima. Cuando se haya eliminado toda la humedad, la alfombra está lista para que le apliques un quitamanchas.
  • Usar limón y vinagre para limpiar mármoles: En la búsqueda de productos caseros para limpiar las distintas superficies, el vinagre y jugo de limón son dos opciones. En el caso de que limpies una superficie de mármol, travertino, ónix y piedra caliza, no debes utilizarlos. El ácido del limón y vinagre, son abrasivos y pueden dañar las superficies del mármol.
  • Utilizar limpiadores como desinfectantes: No todos los productos de limpieza tienen el mimo fin, pero es normal que cuando se utilizan limpiadores, se piense que estos cumplen las funciones de desinfectar. Es un error cometido frecuentemente. Si requieres de desinfectar superficies, comprueba que el producto que usas sea el adecuado leyendo las etiquetas.
  • No seguir las instrucciones: Es de importancia tener los productos y materiales idóneos para el aseo de las superficies, porque tal vez estarías usando un químico fuerte para la tarea que realizarás. Por ejemplo, si en las instrucciones de un producto dice que necesitas de paños suaves, no uses paños abrasivos.

¿Has cometido alguno de estos errores?

Fuente: Revista AD y Vix