Publicaciones

Estilo francés que relajará tu casa: Effortless Chic

Publicado 13/12/2019

El término de Effortless Chic (sin esfuerzo) proviene del mundo de la moda, pero se puede aplicar en el hogar para darle otro estilo sin que se note y sentirte cómodo en la casa gracias a la decoración que, al aplicarlo resultará atractiva a la vista.

  • El color blanco es importante

Para lograr esto, el color blanco debe ser la base de la decoración y tener las paredes pintadas de esta tonalidad. Si buscas dar la sensación de que todos los objetos fueron seleccionados al azar, sin mucho esfuerzo o pretensiones. El secreto radica en la combinación de un ambiente básico y neutro con detalles contrastados y enérgicos. También puedes optar por las tonalidades grisáceas y beiges ya que el blanco sería como un lienzo.

  • Prescindir de lo superfluo

Con esto no queremos decir que te conviertas en Marie Kondo. El estilo effortless chic es la interpretación de dejar lo esencial en las estancias sin prescindir de su identidad. En la recámara puedes colocar mantas como caídos del cielo o elementos prácticos cálidos que brinden la sensación de relajación.

  • Mezcla

Agrega toques personales como una vajilla encima de un estante minimalista o recurre a una pequeña escultura para obtener resultados atractivos y equilibrados. Deja volar tu imaginación y utiliza los muebles que tengas en el hogar.

  • No cuelgues espejos y cuadros

Así como lees, no cuelgues los espejos y cuadros, déjalos apoyados en el piso. Probablemente emanen la imagen de dejadez, sin embargo, en parte esa es la esencia del effortless chic.

  • Fibras naturales como decorativos

Los souvenirs son esenciales de este estilo. Opta por las artesanías hechas a manos ya que son consideradas sostenibles y únicas. Por ejemplo, tejidos de fibras naturales y cestas de mimbre.

  • Zero waste

El reciclaje no está exento del effortless chic por promover la sostenibilidad a través de la reutilización de cosas que ya no usan, para transformarlas y darles una segunda oportunidad y no botarlas. Si cuentas con una puerta vieja, conviértela en un cabecero para la cama o una mesa.

  • ¿Crear un caos con orden?

Esto suena contradictorio, pero cabe recalcar que ese es el propósito del effortless chic. Ten un par de libros apilados en una mesita o como ya mencionamos, cuadros y espejos apoyados en el suelo en vez de clavarlos en las paredes. Las piezas fuera de contexto es un recurso que se emplea mucho en el effortless chic. Saca un par de mobiliarios u objetos de su entorno habitual para darle otra función.

Fuente: Arquitectura y diseño