Publicaciones

ESTILO PARISINO, ELEGANCIA SOBRIA PARA EL HOGAR

Publicado 16/02/2018

La ciudad de la luz; un imperio donde el buen gusto y el refinamiento se respiran en cada calle, plaza o barrio, donde puedes encontrar los lugares más románticos del mundo y donde la moda define el estilo de vida y el amor rige las rutinas diarias de las personas que viven en ella. París es especial, tan especial como sus habitantes.

El estilo parisino es parte de años de historia a través de la que paisajes lluviosos de amantes apasionados se volvieron inolvidables, pero también por espacios de paredes blancas y rosa pálido con adornos rococó, muebles de madera tallada y candelabros impresionantes. De hecho, el estilo parisino de transformó en una de las tendencias del diseño de interiores preferidas de grandes personalidades, estrellas millonarias, íconos de la moda y personajes del arte.
Y con toda razón, pues esta combinación de romanticismo, nostalgia, elegancia y un toque bohemio fue lo que transformó al estilo parisino en una tendencia por la que todas apuestan, pero pocas saben recrear. Para transformar cualquier espacio de tu departamento, oficina o habitación, tienes que incluir elementos específicos, pero sobre todo con las características excepcionales que le darán ese toque rosa, minimalista y bohemio tan particular de la decoración de París.

Una bienvenida por todo lo alto
El hall o entrada de un hogar de estilo bohemio/parisino debe exponer claramente ya desde un principio su esencia. Por ello, los techos y columnas mostrarán molduras sinuosas y onduladas

¿Cristales? De bohemia sin duda
Para comenzar tendrás que conseguir tres objetos básicos, un hermoso e imponente candelabro, muy a tu estilo, con algunos toques brillantes o totalmente blanco o negro que cuelgue del centro de tu sala, justo sobre tu cama o arriba de tu escritorio. Todas las salas lucirán prominentes lámparas. Sin embargo, en el salón brillará la más grande y hermosa de las lámparas con cristales de bohemia como símbolo inequívoco de esta peculiar fusión. De este modo, conseguiremos presumir de la estancia estrella del hogar.

Antigüedades con futuro
El mobiliario con terminaciones y acabados pronunciados y barrocos nos trasladarán a épocas pasadas. Sin duda, la clave para este enigmático estilo es la mezcla de antigüedades con distintos complementos de aire moderno.
Por último, tienes que asegurarte de tener por lo menos un sillón de terciopelo del tamaño que prefieras, esta tela se caracteriza por su textura suave y sus tonalidades intensas, por lo que será el contraste más importante de toda la paleta de colores. Sólo recuerda que este tipo de sofás no deben llenarse de cojines, ya que el terciopelo ya le da bastante personalidad a esta pieza.

Pinta tu paraíso dorado o blanco
El estilo bohemio no se entiende sin pinceladas de colores intensos en muebles o elementos decorativos. Los tonos cálidos como el rojo o el marrón revelarán nuestra personalidad más vanguardista. El dorado en paredes o en cortinas concederá el toque parisino a esta curiosa paleta.
Otra clave para apegarte a este estilo lleno de elegancia y delicadeza es hacer que el color blanco predomine en la decoración del espacio que quieres transformar, ya sea como pintura en las paredes y techos, en elementos de decoración de color blanco o en mobiliario del mismo color.
Además de utilizar ese color para ampliar y darle luz a cualquier habitación, te aconsejamos poner espejos grandes, ya sea a lo alto o lo ancho, con marcos clásicos o minimalistas. Así parecerá que la habitación es mucho más grande, pues le darás mayor profundidad y se verá igual que un auténtico departamento de alguna calle de París.

¡Un mar de terciopelo!
El tejido de moda para este otoño también tendrá un lugar en nuestra vivienda: el terciopelo tapizando piezas como butacas, sillones, sofás…etc. Si no te entusiasma la idea del terciopelo, puedes optar por el capitoné, que con gran fuerza y carácter conseguirá ofrecernos el resultado deseado. Utiliza colores intensos para potenciar la naturaleza propia de la corriente bohemia. Y, ¡recuerda! Reivindica la fuerza de los textiles: cuélgalos en paredes, utilízalos para los cabeceros, como si fueran cuadros…etc. ¡Te sorprenderá el éxito que tendrán!

Ventanales y cortinas
La mayoría de estos departamentos cuentan con ventanales de piso a techo que se abren por en medio de dos puertas altas, si te es posible modificar las ventanas del espacio que vas a decorar sería perfecto. Cámbialas por un par de puertas angostas con perillas en el centro para abrir tus ventanas como si fueran las de un romántico balcón de París.
Si no puedes hacer esta modificación no te preocupes, puedes darle el mismo efecto a tus ventanas colgando un cortinero lo más alto que puedas para que caigan un par de cortinas hasta el suelo en telas traslúcidas y de colores claros. Eso le dará ligereza al lugar y un aire nostálgico también.

¡Múltiples reflejos del alma!
Por último, arriesga y coloca varios espejos juntos. Los espejos con marcos originales llamarán más la atención. ¡No querrás dejar de mirarte! El estilo bohemio/parisino es una fusión única y mágica que no dejará impasible a nadie. Una unión que despertará los anhelos y pasiones de los más soñadores.


FUENTE: Cultura Colectiva / Efemenino