Publicaciones

Estilo rústico

Publicado 22/03/2017

El estilo rústico es uno de los más populares y de los que más admiradores tiene, porque imaginamos una casa antigua, tal vez oscura, con piezas curiosas y heredadas dominada por elementos de madera, que también se combinan con suelos o paredes de piedra. Sin embargo, esta tendencia decorativa ha evolucionado. Además, ha dejado de ser un estilo que se usa únicamente para viviendas rurales, ahora se emplea también en ambientes urbanos, en espacios que combinan lo antiguo, pero dan paso asimismo a lo moderno, con propuestas inteligentes e innovadoras. Los colores que predominan en los interiores son los de las maderas y la piedra, complementándose con tonos terrosos, hueso, beige, tostado, arena, terracota, algunos verdes y tonalidades rojizas para lograr el contraste. En paredes, para aumentar la rusticidad, se puede emplear alguna de las diversas técnicas decorativas de pintura como esponjado, craquelado o veladura. La forma de aplicar el color es un punto a tomar en cuenta, pues si huyes de la clásica pintura sólida y la aplicas bajo la técnica del esponjado, entonces ganarás puntos para el éxito de tu decoración. Uno de los momentos más emocionantes de tu proyecto seguramente será al elegir los muebles, esos artículos que le darán un toque especial a tu casa, guardarán recuerdos, marcarán momentos especiales. Para este estilo debes elegir muebles antiguos, arcones, distintos utensilios en forja negra, objetos en mimbre, muebles de ratán, jarrones de barro, pieles naturales, tejidos artesanales y adornos que completan el conjunto. En cuanto a los accesorios o complementos decorativos elige aquellos que te recuerden a la vida en el campo: cestas de mimbre, jarrones de barro con flores naturales, macetas de terracota con plantas, vajilla de cerámica, percheros de forja, espejos ligeramente envejecidos o con marcos de madera, entre otros.