Publicaciones

Evita el golpe de calor en las mascotas

Publicado 21/05/2019

En esta temporada de temperaturas altas en la ciudad, nuestros amigos de 4 patas no están exentos a los golpes de calor. Si nosotros estamos expuestos a sufrir de bochornos, las mascotas de igual manera lo sufren, su sistema de reducción de la temperatura corporal es menos sofisticado que el de los humanos. La gran diferencia es que las mascotas no transpiran a través de su cuerpo, sino que regular el calor en la boca (mediante jadeos), por la cara y las orejas.

Un día caluroso para los animales y estar expuestos al sol puede provocarles serios problemas de salud e incluso la muerte en escasos minutos. Te daremos consejos para que tu mascota no sufra de un golpe de calor.

  1. Dales siempre agua fresca y limpia: Sin importar donde estés, la mascota debe tener su bebedero de agua fresca y limpia en todo momento.
  2. Ventila la casa: Es importante que la mascota se encuentre en lugares frescos y con buena ventilación.
  3. Comida fresca: La hora de la comida debe convenir en los momentos en la que haya menos calor, como en las mañanas y en las noches.
  4. Cuidado con el pelo corto: Aunque pienses con que tengan el pelaje corto estarán más frescos, es un error grave. Las razas de pelo corto son los que corren más riesgos ante las temperaturas extremas. El pelaje largo es un buen aislante tanto para el calor y frío.
  5. Paseos con precaución: Antes de dar un paseo con la mascota, es conveniente que beba agua para que esté hidratado, no lo saques durante las horas con más sol. Camina por los sitios con sombra. Se recomienda que le des un paseo por la mañana o en la noche.
  6. No lo dejes solo en el coche: En tan sólo media hora, la temperatura del vehículo puede aumentar a 20 grados más sobre la del exterior, por lo que prácticamente estaría en un horno.
  7. Especial cuidado a mascotas ancianas: En días sofocantes, las mascotas ancianas sufren de más calor. Coloca toallas húmedas en su lugar, baja las persianas y abre las ventanas para que el aire entre y fluya en la casa.

En caso de que tu mascota sufra un golpe de calor, acude con el veterinario.

Fuente: Mascoteros