Publicaciones

Falleció una de las mujeres pioneras en el diseño: Florence Knoll Bassett

Publicado 14/02/2019

El 25 de enero falleció Florence Knoll a la edad de 101 años, considerada un icono del diseño. Repasaremos una parte de la vida de esta diseñadora que marcó historia en el mundo de los interiores con sus trabajos.

 

Parte de su historia y formación

La historia del diseño de Estados Unidos del Siglo XX no se entendería si no hubiera sido por ella. Florence Marguerite Knoll Basset nació en Michigan en 1917, a la edad de 12 años quedó huérfana pero desde muy chica mostró interés en el diseño y por la arquitectura. Fue acogida por la familia del arquitecto Eliel Saarinen, pasaba los veranos con ellos en Finlandia, estableciendo una estrecha relación con el hijo de Eliel, que sería su compañero en la Academia de Arte Cranbrook que pertenecía a Kingswood School for Girls, colegio en la que Florence estudió. Las amistades que tuvo además de las habilidades que desarrolló cuando estaba en Cranbrook, fueron las increíbles bases en su educación para que después se volviera en pionera del diseño.

 

Alvar Aalto y Eliel Saarinen la animaron a que estudie en la Arquirectural Association de Londres con los mejores arquitectos del siglo XX, al igual que con los fundadores de la reconocida escuela Bauhaus, Marcel Breuer y Walter Gropius, y en el Instituto de Tecnología de Illinois en Chicago con Ludwig Mies van der Rohe. Cuando finalizó sus estudios en 1941, se mudó a Nueva York y ahí conoció a Hans Knoll, alemán e hijo de ebanista, en 1946 se casaron. Por aquellos entonces, Hans acababa de fundar la Hans G. Knoll Furniture Company, la propia Florence lo estaba convenciendo de que la dejara unir a la empresa. Mientras Hans se hacía cargo de los negocios, Florence aportaba sus conocimientos y visión en arquitectura y diseño.

 

La creación de la Knoll Planning Unit fue de las mayores aportaciones de Florence, consistía en un servicio de diseño de interiores que redefinió los espacios corporativos después de la posguerra, donde se apostó por diseños ordenados, limpios y de plantas abiertas. Su frase cuando realizaba proyectos era: “No soy decoradora, yo creo espacios”, tomando en consideración sus antecedentes de arquitectura, introdujo conceptos modernos eficientes, diseño integral para oficinas y planificación de espacio. Su equipo realizaba una investigación previa a cada cliente, evaluaban sus necesidades, definiendo patrones de uso y entendían las jerarquías de la empresa, luego presentaba un diseño integral personalizado. Entre los que firmaron están las oficinas de GM, IBM y la CBS. En varias ocasiones, Florence diseñaba muebles para estas compañías que con el tiempo pasaron a formar parte del catálogo de Knoll.

 

Sus piezas se basaban en la filosofía de la Bauhaus, resultando funcionales, atractivas y posibles para su producción en masa, codeándose con otras obras como las de Bertoia, Saarinen y Mies van der Rohe y ella se encargaba de que firmaron con Knoll. En la actualidad, mucho de sus diseños son iconos venerados y respetados. Cuando Hans murió en 1955, dirigió la empresa hasta 1960, cuando mostró su renuncia a la presidencia para enfocarse en el desarrollo y diseño. Otra de sus frases eran “Good design is a good business”, traducido al español es “el buen diseño es un buen negocio”, convirtiéndose en el lema de la empresa.

 

Algunos de sus diseños

Durante su carrera profesional, fue reconocida por su tendencia al modernismo limpio, y formas funcionales que se pueden observar en las piezas como la Mesa Cyclone, Diamond Chair y Barcelona Chair, producidas por la empresa Knoll. Gracias a las aportaciones que hizo al mundo del diseño, fue inducida al salón del Interior Design Magazine Hall of Fame en 1985. Sus creaciones poseen la cualidad de la atemporalidad, y prueba de esto es que hasta la fecha la firma Knoll sigue produciéndose y utilizándose por los diseñadores de interiores para la creación de ambientes modernos.

 

Alexandra Lange y Paul Goldberger, ambos críticos de arquitectura, lamentaron el fallecimiento de Florence Knoll en sus respectivas redes sociales. El 25 de enero del 2019, perdió la vida Florence con 101 años de edad en Coral Gables, Florida.

 

Fuente: Elledecor, AD México