Publicaciones

Fíjate de estas cuestiones antes de contratar internet

Publicado 24/04/2019

El internet hoy en día se ha convertido en una “necesidad” en la vida. Sin este servicio, nos sentimos incompletos, prácticamente a llegar al grado de no poder hacer nada sin internet. Si estás considerando contratar el servicio o si ya cuentas con el y la velocidad no es la mejor, probablemente elegiste mal. Tienes la opción de renovar el internet o mover de sitio el módem a otro punto para que el problema desaparezca, o rescindir del contrato. A continuación, te diremos los factores a considerar antes de contratar internet en el hogar.

  1. Servicio técnico. -Conocemos de la urgencia de estar conectado a internet, y la gran mayoría de las empresas tardan varios días o incluso semanas, en ir a realizar la instalación, sin mencionar que el instalar podría llegar a ser bastante molesto por el excesivo cableado y perforaciones a las paredes. Una solución es optar por los módems inalámbricos, estos simplemente se enchufan a las tomas de corriente y los puedes empezar a utilizar.
  2. Módem. -Hablando del módem, piensa muy bien donde situarlo para que la señal llegue con facilidad a todos los rincones del hogar y sobretodo, que se encuentren cercano a conexiones para no llenar de cables y huecos las paredes. Las compañías ofrecen internet inalámbrico, permitiendo mover el módem de un lugar a otro por si la señal no tiene buena recepción en los sitios específicos de la casa.
  3. Tiempo de la instalación. -Las compañías tardan mucho tiempo en ir a instalar el internet, sin mencionar que debes estar presente, pero en ocasiones no se puede por el trabajo, escuela u otros compromisos. Con el internet inalámbrico te ahorras todo ese proceso, el tiempo perdido lo ocuparás realmente en las prioridades.
  4. La velocidad. -Las ofertas de internet normalmente muestran la velocidad en la parte de abajo del contrato con letra demasiada pequeña y no al principio. En promedio, el proveedor da una velocidad de bajada de 3 megas, y la velocidad de subida de 0,5 megas, en pocas palabras, una velocidad asimétrica. Te ponemos un ejemplo, con esta conexión será fácil ver videos en youtube por que bajan a 3 Mbps, pero subirlos será un problema complicado porque suben a 0,05 Mbps. Dependiendo de las necesidades, considera lo descrito. Hay proveedores que entregan velocidad simétrica, la misma de subida y bajada. Es conveniente para aquellas personas que no sólo consumen contenido de internet, sino para los que producen y posteriormente lo suben.
  5. Banda ancha compartida. -Las compañías de internet brindan la compartición de 8 a 1, también escondido en alguna parte del contrato con letra pequeña. ¿Qué significa esto? En el mismo canal de provisión, viajarán 8 conexiones simultáneamente. Piensa de la siguiente manera, es como si fuera una autopista de 3 carriles, si vas en tu automóvil por la avenida, tendrás bastante espacio para transitar, pero si debes compartir la carretera con otros 7 coches, será más complicado. Pasa algo similar, si hay 8 conexiones establecidas en la misma ruta, no tendrán la máxima velocidad. La compartición 1 a 1 es común en los proveedores de servicio de internet.
  6. Usuarios simultáneos. -El internet es como si fuera un caudal de agua en el hogar, si sólo hay una sola llave abierta, se distribuirá a esta, pero si hay 5 llaves abiertas de forma simultánea, el caudal deberá distribuir simultáneamente y perderá fuerza. Pasa algo similar con el internet en el hogar, si un sólo usuario se conecta, aprovechará al máximo la velocidad, pero si hay más de un usuario conectado mediante computadoras, teléfonos, tablets, etc, la velocidad disminuirá.
  7. ¿Fibra óptica o cable de cobre? -La instalación de fibra óptica en la casa conocida técnicamente como Fiber To The Home (FTTH), garantiza un mejor flujo de la conexión gracias a las capacidades del material. En cambio, el cable de cobre o coaxial, transmite el internet a alta velocidad, pero si se compara con la fibra óptica, lo hará más rápidamente.
  8. Las verdaderas necesidades del internet. -Piensa en lo siguiente, ¿Para que necesitas realmente el internet en la casa?, ¿Cuál será su uso principal? Si la respuesta es ponerte al día con las redes sociales y enviar correos electrónicos, las necesidades de consumo no serán demasiadas altas, por lo que un paquete básico es el ideal. No te olvides de contabilizar el número de personas que utilizarán el internet, entre más sean, mayor se dividirá el consumo. Si en el hogar está pensando en usarse en servicios de transmisión de televisión a través de internet como Netflix u otra plataforma, o jugar en línea en una consola o computadora, entonces la velocidad deberá ser alta para un mayor provecho. La marca Sony, en sus nuevos servicios de streaming de videojuegos en la plataforma Playstation Now, recomiendan un mínimo de 5 Mbps. Usa este dato como referente cuando contrates internet.
  9. Precio de la instalación. -Después de pensar y considerar todos los factores, piensa en el costo y lo que podrías ahorrar en la instalación. Las empresas realizan esto “gratuitamente” si decides pagar de forma mensual con la tarjeta de débito, crédito o directamente en las oficinas de la compañía. ¿El modem está incluido en el costo?, ¿hay cargos adicionales por el soporte técnico? Pregunta a la empresa para que no te agarren desprevenido.
  10. Mide la velocidad. - Si contrataste 3 Mbps, cerciórate que sea lo que te están instalando. Servicios gratuitos en línea como Speedtest, te permiten medir la conexión del internet. También cuenta con una aplicación gratuita para smartphones y consultarlo cuando quieras. Si la velocidad no es la contratada, pide una explicación a la compañía proveedora del servicio.
  11. Seguridad. - La seguridad es fundamental, para cuidarse de los hackers y riesgos de robo masivo de información personal. El proveedor debe cubrir dos frentes, una que es la protección de la dirección IP (numero único de identificación a la computadora) ante posibles ataques cibernéticos, y el segundo son los emails. La compañía debería ofrecer herramientas para que el cliente no reciba correos maliciosos provenientes de sitios web con virus.
  12. Atención al cliente. - Si el internet deja de funcionar, se convierte en una catástrofe y con urgencia quieres resolverlo comunicándote a los teléfonos. Investiga si la empresa resuelve inmediatamente el problema, o agenda una cita para su revisión.

Fuente: Dadaroom, El comercio y Bbc