Publicaciones

Implementa el zero waste en tu hogar

Publicado 07/08/2019

El propósito del zero waste es no generar basura, es una tendencia que va más allá del reciclaje.

Es un “estilo de vida” mucho más sostenible del actual, se calcula que se genera 70 kilos de basura al año por persona, y la mayoría de ellos no son reciclados, dejando basura al planeta los cuales tardan muchos años en degradarse. Hay que aclarar que no es lo mismo residuo que basura. Un residuo se puede aprovechar para abonar las plantas y dar de comer a las mascotas, en cambio, la basura no se puede ser reaprovechado. La traducción del zero waste es cero residuos, cero basura.

Es imposible dejar de generar residuos, al comer una fruta con semillas se reaprovecha plantándolas en algún jardín. Lo que se debe de evitar es la basura.

  • Origen del zero waste

La primera vez que se habló del movimiento del zero waste fue en California durante los años 70´s, cuando el químico Paul Palmer creó la compañía Zero Waste Systems Inc. (ZWS). Su principal objetivo era buscar nuevas utilidades para los residuos, que en algunas ocasiones terminaban siendo revendidos a mitad de precio cuando iban a ser desechados. Por ejemplo, antes se recolectaba el aceite desechado por las industrias dedicadas a la imprenta, lo filtraban y lo revendían a la industria petrolera. La ideología del zero waste se ha extendido y ha llegado a muchos hogares. Algunos de los seguidores del movimiento animan a las personas a seguir esto con su ejemplo.

Un caso que podemos mencionar es la de Lauren Singer, joven que vive en la ciudad de Nueva York y que en su blog “Trash is for Tossers” (la basura es para tiradores), explica cómo su basura de 4 años cabe sin ningún problema en un bote de cristal. Otro caso es la de Bea Johnson, madre californiana que imparte conferencias por todo el mundo.

  • Las 5 R del zero waste: En algún momento habrás escuchado de las 3 erres (reducir, reutilizar y reciclar) en infinidad de veces, sin embargo, el zero waste incluye 2 “R”, una al principio y otra al final.
    1. Rechazar: Evita comprar lo que no es necesario y que no sea fácil de reciclar.
    2. Reducir: Hay que tener solo lo que sea sostenible y de calidad. Cuando menos se tenga, menos basura se va a generar.
    3. Reutilizar: No generar residuos cambiando los desechables por otras alternativas reutilizables y comprar de segunda mano.
    4. Reciclar: Dar una nueva vida a todo aquello que no se pueda rechazar, reducir o reutilizar.
    5. Rot (descomponer): Hacer compost de todos los residuos orgánicos para plantar nuevos alimentos en los huertos.
  • ¿Cómo se empieza en este movimiento?

No es sencillo pasar a la práctica si se está acostumbrado a generar basura sin darnos cuenta. Costará trabajo encontrar productos que se vendan sin envases, pero sí es posible. Si quieres comenzar con el zero waste, a partir de este momento dale preferencia a los envases de vidrio. Cuando vayas a comprar lleva tus propios recipientes y haz la compra a granel. También se puede optar por plásticos reutilizables como las botellas squeasy porque se pueden rellenar todas las veces que se quiera y pesan menos que el cristal.

Es preferible que los artículos de higiene tengan forma de pastilla como el jabón para las manos y el shampoo, o se puede aprender a hacer tu propia pasta de dientes o crema hidratante. En ocasiones será difícil encajar en algunas de las 5 “R” pero esto no quiere decir que sea imposible. Las expertas del zero waste recomiendan que las cuchillas para depilarse o afeitarse sean devueltas por correspondencia al fabricante.

  • ¿Cuál es la finalidad del zero waste?

El ser humano genera aproximadamente 1,2 kilogramos de basura por día, traduciéndose a 7,000 a 10,000 millones de toneladas de residuos urbanos en todo el planeta al día. El problema medioambiente al que se enfrenta se debe al consumismo desmedido de la sociedad, sobre todo en los países desarrollados. La generación actual usa y tira, y aquí radica la cultura de adquiere cosas que compramos y tiramos para suplirlas con el tiempo.

Es cierto que cualquier material que se utiliza como desechable es un derroche innecesario de energía y recursos, es algo que se debe de evitar, el plástico representa un problema mayor por su toxicidad, su largo tiempo de degradación y la contaminación que genera en la tierra y mar cuando acaba su vida útil, y ni que decir de la basura textil y electrónica.

La finalidad del zero waste es reducir al máximo el impacto al medio ambiente mediante la reducción de residuos y de la basura que se genera. Te animamos a que pongas tu basura en un bote de cristal transparente para que seas consciente si estás siguiendo correctamente el zero waste, verás que reducirás tu basura hasta llegar a cero.

Fuente: Squeasy y Ecoblognonoa