Publicaciones

Jardinería de exterior, primeros pasos

Publicado 14/06/2017

Diseñar un jardín puede ser una experiencia apasionante, tal vez los primeros pasos pueden parecer difíciles, pues estamos de pronto ante una hoja en blanco y no se sabe por dónde empezar.

Sin duda, lo más difícil y a la vez lo más satisfactorio es definir el estilo, cómo distribuir los espacios, la decoración e incluso elegir las plantas que llevará el lugar. Hay estrategias de diseño sobre las que se puede trabajar y debemos buscar imágenes y ejemplos que nos sirvan de inspiración.

Por ejemplo, para que la elección de plantas resulte más fácil se puede reunir una lista de plantas adecuadas a cada gusto y necesidad. Es fácil perderse entre la gran variedad de opciones y posibilidades para el diseño de un jardín, en este sentido tomar decisiones puede resultar complicado. Pero ánimo, lo esencial es darse cuenta de que el jardín es un espacio vivo que nos permitirá introducir cambios y adaptarlo a futuras preferencias o necesidades. 
Recuerda que debes planear todo desde el principio, incluido el presupuesto que deseas invertir, debes definir el diseño, los materiales que vas a manejar y hacer una lista de los servicios de instalación y construcción que se van a contratar y con base en esto poner manos a la obra.

Asimismo recuerda que el cuidado de las plantas exteriores es de vital importancia y elegir la mejores macetas y regarlas correctamente es sólo una parte del cuidado. Es necesario elegir el lugar adecuado, aunque sea un jardín pequeño y no tengas muchas opciones, siempre debes escoger el mejor lugar para las plantas exteriores. Por ejemplo, debes tener en cuenta la cantidad de sol que reciben las plantas que deseas poner en tu jardín y cómo les afectará esto en el invierno
En verano, por el contrario, hay plantas de sombra que pueden verse más afectadas que otras por la radiación solar directa. Por eso es de vital importancia elegir el mejor lugar para tus plantas. Siempre será más sencillo si tienes las plantas en macetas, ya que, según las condiciones del tiempo y el clima, podrás moverlas a conveniencia.
También debes tener cuidado de plantarlas en una zona del jardín que no tienda a inundarse en caso de lluvias abundantes, debes ponerlas sobre un montículo más elevado que el resto del terreno para reducir estos riesgos. Las plantas de exterior requieren de una poda regular, lo primero es controlar el estado general de la planta, observar sus hojas y tallos para detectar cualquier signo de deterioro por presencia de algún hongo o insecto. Las manchas oscuras en las plantas pueden indicar la presencia de estas plagas que dañan el follaje.