Publicaciones

Knolling: el arte de organizar y fotografiar objetos de tu casa

Publicado 21/03/2019

Seguramente habrás escuchado en alguna ocasión del knolling sólo por el nombre y no tienes idea de lo que se trata. En esta ocasión te hablaremos de su origen, lo que es y cómo ponerlo en práctica en tu hogar. En pocas palabras, podemos decir que es un tipo de sistema de organización.

Todo lo que tengas delante, quedará bien organizado y perfectamente colocado para que puedes obtener imágenes profesionales y llamativas, para que todos los productos se vean bien y tengan el mismo protagonismo. ¡Conoces más sobre esta técnica!

¿Qué es el knolling?

Lo podemos definir como un sistema de organización en el espacio de trabajo. Su origen o nacimiento del término fue cuando el conserje Andrew Kromelov recogió todos los utensilios que estaban en el estudio de arquitectura de Frank Gehry. El estudio estaba desorganizado, pensó en cómo sería más fácil encontrar las piezas si se colocaban por tamaños, formas y colocadas en ángulos de 90 grados.

En aquella época, el arquitecto canadiense no perfeccionaba aún su técnica de la peineta, se dedicaba al diseño de muebles, edificios y objetos. Como pasa normalmente en la gran mayoría de los estudios de arquitectura, el interior de la oficina estaba desordenada, en una tarde, Kromelow se dedicó a recoger todas las herramientas y utensilios, colocándolas encima de la mesa de trabajo. Las ordenó por tamaños, usos, formas y dispuestas en ángulos de 90°. El resultado fue una superficie organizada con todos los objetos a la vista.

El propio Kromelow decidió ponerle un nombre al proceso, en esos momentos, el estudio de Gehry trabajaba en las piezas de la firma de mobiliaria Knoll, razón por que la nombró “knolling”.

Fue así como se dio origen al Knolling, con la finalidad de que el trabajo sea más productivo y no solamente esté bien organizado el área para trabajar. Con tener todo a la mano, hace que la productividad sea más rápida y sencilla.

Pasó el tiempo, el escultor Tom Sachs adoptó este sistema a su modo de trabajo y se convirtió en algo a tomar en cuenta. Cuando la adquirió Tom, había trabajado durante 2 años en el estudio de Frank Gehry, se apropió del concepto y la integró en sus obras. La investigación de Sachs partió de una premisa supuestamente utilitaria, aunque su búsqueda era eminentemente en la estética. Quizá se inspiró en las cajas que Joseph Cornell, pionero de assemblage artístico. Tom Sachs modificó la escena de un filme, “Glengarry Glen Ross”, para exponer su manifiesto de ABK (Always Be Knolling). En su libro de “Ten Bullets”, hace mención del procedimiento sencillo para “knollear”.

  1. El entorno para buscar materiales, libros, herramientas o cosas que no estés utilizando.
  2. Guarda todo lo que no uses, si no estás seguro, déjalo afuera.
  3. Agrupa aquellos objetos que se parezcan entre sí.
  4. Alinea en ángulo recto todos los objetos, en una superficie ya sea en una mesa o suelo.

¿Cómo se consigue el knolling?

La idea y el concepto ha estado en marcha desde hace más de 30 años. Además de la organización en cualquier tipo de superficie, se puede dar rienda suelta a la imaginación en la forma de las imágenes. El resultado será la envidia de todo aquel maniático del orden. La disposición de los elementos es la clave para poder realizar un buen knolling, y se deben seguir los siguientes pasos:

  • Busca primero a tu alrededor todo tipo de utensilios o detalles que no vayas a utilizar. No importa si son libros o herramientas, porque serán organizados.
  • Intenta recopilar bastantes objetos, pero si te percatas de que alguno con encaja, prueba con menos.
  • Todos los elementos que se parezcan o tenga similitud, deben ir juntos. Desde los colores, tamaños y las formas por mencionar algunos ejemplos.
  • Colócalos en un ángulo recto sobre una superficie que tú hayas elegido.
  • Que no se te olvide inmortalizar el momento con una fotografía. Entre más veces practiques, con el tiempo llegarás a un acabado ideal.

Ideas para hacer un knolling original

Como es una actividad sencilla, que no te extrañe que tenga demasiada repercusión. Es algo que se está viendo en las redes sociales, y el efecto que se consigue es espectacular. En algunas veces hasta se podría tener un negocio relacionado a esta práctica. Por mencionarte un ejemplo, intenta vender un teléfono celular, organiza todos sus componentes que vienen en la caja y fotografíala.

Si lo que te gusta son las recetas, incluye los ingredientes aplicando el knolling. La moda no puede quedar fuera de esto, al realizar cualquier tipo de look y outfit, muéstralo mediante esta técnica. Lo mismo pasa con el sector de la belleza en general y del maquillaje. Como podrás notar, estabas rodeado de esta idea y tal vez no lo sabías.

¿A cuáles objetos aplicarías el knolling?

Fuente: Bezzia y Yorokobu