Publicaciones

La decoración de “Mindhunter”

Publicado 19/09/2019

La serie “Mindhunter” estrenó su segunda temporada en Netflix y los elementos decorativos se hicieron presentes, además de los asesinos en serie y muchas interrogantes en los capítulos.

El criminal más famoso, Charles Manson, fue entrevistado por los agentes del FBI quienes manejaban Chevrolets del 68, aunado a las tonalidades sepia e íconos del diseño representativos de la década de finales de los 60´s y principios de los 70´s. La decoración corrió a cargo del productor de diseño Steve Arnold, el mismo decorador de “House of Cards”, y en esta ocasión se combinó con la producción y dirección de David Fincher (responsable de películas como “Seven”, “Fight Club” y “Zodiac”). Los colores que combinó Arnold son los azules oscuros y ocre como se ve en el nuevo departamento del jefe que es “entre la locura y el método”, citando al escritor Shakespeare. Steve dijo que Fincher le solicitó que no exagerara con la estética de aquellos años como se han realizado en otras producciones. El propósito es que tuviera un aire cotidiano y poder visualizar el cómo vivía la clase media y baja en Estados Unidos.

Arnold colocó diseños icónicos en el piso de la doctora Wendy Carr como las sillas Tulip de Erro Saarinen para la firma Knoll, la lámpara Arco de Achille Castiglioni con murales decorativos con tonos psicodélicos acorde a los sesenta, estableciendo un contraste ideal en el apartamento. En uno de los capítulos, Holden se aloja en un hotel y están en ese lugar las sillas Bertoia de Harry Bertoia, y los moteles donde duermen los agentes tienen inspiración en fotos de Stephen Shore. La oficina del general del FBI de Virginia en Quántico, no se queda a un lado con los bancos de Florence Knoll en la que se sientan los investigadores y escuchan las ordenes de su jefe. Los archivadores metálicos de documentos son muy al estilo de “Mad Men”.

Steve conoció y trabajó por primera vez con David en el film “The Girl With the Dragon Tattoo”. Se considera un diseñador muy detallado, y por esto se entendió bastante bien con el director por poseer una estética similar. Cuando “House of Cards” dio inicio en Netflix, le solicitaron que formara parte del proyecto, era su primera vez en una producción distinta porque siempre había trabajo en películas. Pasó el tiempo y en la filmación de “Gone Girl” (dirigida por Fincher), le dijo que, si en alguna ocasión decidía abandonar dicha serie, le consideraría para otro trabajo y le contestó que no estaba listo para irse de dicha serie. Pasó el tiempo y Fincher lo contactó para lo que sería “Mindhunter” y aceptó inmediatamente porque su etapa como estudiante universitario fue en la década de 1970, año en el que se desarrolla la serie.

Fuente: Intjournal y Revista AD