Publicaciones

Lavabos de piedra

Publicado 03/05/2017

Muchas veces al entrar en cuarto de baño nos da la sensación de que son todos parecidos y un poco monótonos, sobre todo por los sanitarios blancos tan comunes. Es fácil conseguir que esta estancia de la casa luzca como nueva con tan sólo cambiar el lavabo. Incluye un modelo en piedra y conseguirás darle un toque elegante y atractivo.

La piedra es un material antiguo de tacto frío pero que brinda gran elegancia y un aire sofisticado al momento de decorar. Es uno de los materiales estrella para los hogares de estilo rústico y su uso en el baño es ideal por su fácil mantenimiento y por tratarse de un material duradero. 

 

Yucatán tiene grandes artistas y artesanos que manejan la piedra de forma extraordinaria y si desea un diseño especial sólo debe llegar a Dzityá, donde grandes maestros pueden atenderle y orientarle sobre el proyecto que desea. Pese a las dificultades que implica cortar y moldear la piedra, la comunidad de artesanos de Dzityá la ha trabajado desde hace casi un siglo hasta convertirlas en verdaderas obras de arte que cuentan con demanda a nivel nacional y de Estados Unidos.

Estos creativos manejan varios tipos de piedra: fósil, Ticul, granito, conchuela, macedonia, ónix y toc, que es la que se usó en la construcción del Castillo de Chichén Itzá. Algunas materias primas o “canteras” provienen de Opichén, Calcehtok y de los puertos de Sisal y Celestún, entre otros, además del estado de Puebla. En esa zona el trabajo con este tipo de materia prima se desarrolló y consolidó a partir de la construcción del palacio de la comisaría de Dzityá en los años 20 del siglo pasado, de ahí el ingenio y la creatividad de los artesanos hicieron el resto. Hoy ese negocio en esa comunidad da de comer a muchas familias que sobreviven a base de tenacidad e ingenio.

 

Existen dos tipos de trabajo en piedra, el manual, con cinceles o limas, y el más moderno, que es con cortadoras eléctricas con esmeriles que agilizan el trabajo.

Por ejemplo, los lavabos de piedra natural son una pieza única, con mucha personalidad, que hará que tu baño sea diferente y acogedor. 

 

A pesar de que se trata de un material “frío”, la belleza de la piedra natural le dará calidez. Sólo tienes que saber mezclarlo y combinarlo adecuadamente para crear un ambiente acogedor y rústico. Incluso puedes inspirarte en el estilo campestre y combinarlo, pues el estilo rústico y el moderno pueden ir ligados si se busca el equilibrio de ambos.

 

¿De cuanto espacio disponemos? Es una pregunta básica para escoger el tipo de pila o lavabo más apropiado para nuestro baño. Si el espacio es muy pequeño una pila sencilla nos condicionará menos. Bastará con un pequeño mueble de madera con espacio para colocar algunas toallas para complementarla y una gritería de líneas sencillas. Siempre tienes que tener en cuenta que los lavabos de piedra pueden ser bastante pesados, sobre todo si se trata de una única pieza natural. Procura tener una buena encimera o mueble bajo él que soporte bien el peso. 

Si disponemos de un gran espacio podemos jugar con grandes encimeras de piedra con lavabo integrado. Además de un lavabo más práctico lograremos más espacio de encimera y almacenaje, algo muy importante en un cuarto de baño.

 

Los lavabos de piedra además de ofrecernos una gran durabilidad contribuyen a una decoración orgánica muy interesante tanto por su sensación de robustez como por las singulares tonalidades que dibuja cada tipo de piedra. Si estás pensando en decorar un baño rústico ¡no descartes este tipo de lavabos! y contempla las diferentes opciones en material  con los que se cuenta en el estado de Yucatán.