Publicaciones

Limpiezas de metales en el hogar

Publicado 30/05/2019

Mantener los accesorios de acero, plata, oro, aluminio y otros metales es una labor complicada por la suciedad y el sarro del agua. Te diremos como tener impecables los objetos elaborados de estos materiales.

  • Aluminio

Está presente en los marcos, ventanas y en persianas exteriores e interiores, en las cafeteras y en electrodomésticos del baño y cocina. El aluminio no es fácil de limpiar, debes tener cuidado porque se raya con mucha facilidad. Como todo metal, lo primero es limpiar el polvo y asear con cualquier limpiador a base de jabón con una esponja o paño húmedo. No se recomienda usar estropajos fuertes ni productos químicos porque puede estropearlos. Si lo que deseas limpiar está muy sucio, ablanda el cochambre con agua caliente y con un poco de jabón por unos minutos antes de limpiarlo.

Con el tiempo pierde brillo y para recuperarlo se venden productos especiales, aunque no siempre funcionan. Hay remedios caseros como mezclar jabón con ceniza, alcohol y aceite de oliva para fritarlo con un paño y luego enjuagar.

  • Acero

Tiene presencia en los electrodomésticos y en la cocina. El acero se mancha fácilmente, existen productos específicos para limpiar este metal se puede recurrir al aceite de oliva que es un excelente abrillantador de metales. Para el acero se necesita de varias etapas de limpieza, se comienza por un limpiador jabonoso con bicarbonato y un paño de vinagre, luego se usa un pulverizador de agua con un poco de amoníaco para abrillantarlo.

  • Plata

Es un clásico en los marcos de bandejas, fotografías, cuberterías y de todo tipo de adornos. La plata se ve preciosa cuando está limpia y reluciente pero cuando está sucio es una pesadilla. Para limpiar la plata con remedios caseros está el cátsup, la pasta de dientes o frotar con mezcla de bicarbonato, limón y vinagre a falta de productos especiales.

  • Otros metales

La plata, acero y aluminio son los metales con mayor presencia en los hogares, no son los únicos ya que se encuentran el cobre, bronce, latón y cromo. Los remedios caseros de limpiadores que más se usan son el vinagre, limón, el amoníaco disuelto en agua, el vinagre y el aceite de oliva. Se recomienda usar limpiadores jabonosos antes de pasar el abrillantador dependiendo de la suciedad.

Fuente: Decoración trendencias