Publicaciones

Los términos del testamento

Publicado 17/09/2019

Como cada año, septiembre es el mes del testamento en el país. Los notarios y dependencias ofrecen descuentos para que las personas que no cuentan con este documento, aprovechen el realizarlo y evitar futuros conflictos entre familiares. El contenido de éste se pueden leer diferentes términos. Averigua cuáles son y su respectivo significado.

Los precios de descuento de los testamentos dependen de cada Estado, en algunos hay descuentos especiales a los adultos de la tercera edad. El elegir a los beneficiados de propiedades suele ser difícil para el tutor, pero si has decidido quienes serán y no estás al tanto de la terminología del testamento, a continuación, te diremos algunos de los más comunes.

  1. Testador: Es el individuo que otorgará el testamento y solamente lo que tiene que hacer es dirigirse con un notario público con identificación personal con fotografía, comprobantes domiciliarios, CURP, acta de nacimiento, etc. El Colegio Nacional del Notariado Mexicano (CNNM) aconseja que, si el testador tiene alguna discapacidad como visual, auditiva o del habla, es indispensable que tenga una lista de sus propiedades a menos de que haya decidido a quien dejárselo. Si la persona fallece y no dejó ningún testamento, la Secretaría de Gobernación es la que establece quienes serán los herederos y decidirán las partes que le tocará a cada quien, lo que podría provocar conflictos legales que suelen prolongarse.
  2. Heredero: Es la persona que va a recibir los derechos, obligaciones y bienes del testador. Si el dueño eligió a dos o más herederos, el CNNM decidirá las proporciones de cada uno que recibirán a menos de que el testador lo haya señalado en el testamento.
  3. Legatario: Si una persona recibe un bien específico, se debe aclarar en el momento de hacer el testamento, a esto se le conoce como legatario. El ejemplo que pone el CNNM en un testamento es: “Designo legatario del terreno ubicado en (la dirección completa) a (la persona que se le quiera dejar ya sea hijo, sobrino o a cualquier otro familiar, seguido de su nombre completo).
  4. Tutores y curadores: En el documento se tiene la posibilidad de designar a los tutores para los menores de edad o que sufran de alguna incapacidad. El tutor es el encargado de cuidar al menor y sus bienes, en caso requerido será el representante jurídico. El CNNM recomienda que ambos padres elijan al tutor para evitar problemas. Por su parte, la responsabilidad del curador es vigilar que el tutor realice un buen desempeño y si perjudica a los menores, lo notifica ante un juez.
  5. Albacea: Para que se siga al pie de la letra el testamento, el testador puede elegir a una persona que supervise esto para dar cumplimiento a lo estipulado y este sujeto es el albacea.  Para que sea oficial, sólo se necesita en designarlo por su nombre.
  • ¿Qué pasa si no hay un testamento cuando una persona fallece?

El no tener un testamento deriva problemas familiares, judiciales y hasta financieros por que un juicio de adjudicación podría costar de $20,000 a $30,000 pesos, de acuerdo con una empresa especializada en finanzas personales, Reconfiguración Financiera. El director de la empresa, Alejandro Saracho, en un comunicado comentó que en la actualidad hay 4.6 millones de testamentos registrados en México, o sea, poco menos del 4% de la población tiene este documento. La principal razón para que las personas no decidan tramitar y elaborar un testamento son por los elevados precios que cobran las notarías.  En todo septiembre se dan 50% de descuento en el precio de los testamentos.

Si hay bienes que dejó algún familiar al morir y no los repartió en un testamento, se tiene que ir lo antes posible a un juez porque si no se llega a un acuerdo, las propiedades pasan a beneficencia pública.

Fuente: Propiedades.com y El Economista