Publicaciones

¿Madera transparente que sustituirá al cristal?

Publicado 08/08/2019

El sueco Lars Berglund creó la primera madera biodegradable y transparente que cambia su apariencia de acuerdo a la temperatura para disminuir el calor en los interiores. ¿Es el adiós del cristal tradicional?

La madera es un recurso que marca tendencias inagotablemente. Es duradero y ecológico, ofrece muchos acabados para elegir y son inclusive un “boom” en la construcción de edificios y casas, gracias a las ventajas que tiene ante otros materiales. Por mencionar un beneficio, necesita de un mínimo consumo energético, generara menos emisiones y residuos que otros materiales de construcción, además de ser más aislante que el hormigón. Los responsables de la investigación fueron los científicos del Instituto Real de Tecnología (KTH) de Estocolmo, bajo la dirección y supervisión de Lars Berglund. Se prevé que, en poco tiempo, la madera tendrá un uso limitado en ventanales, fachadas e incluso en paneles solares semitransparentes.

  • ¿La existencia del cristal peligra?

Luego de 3 años perfeccionando el proceso de conversión, encontraron una forma económica de producir madera transparente a gran escala, permitiendo que el material renovable pueda ser utilizado en paneles solares. Tal vez estemos hablando del elemento constructivo del futuro, ya no existirían los cristales que recalienten el interior de la casa por su efecto lupa, además de que no son biodegradables. La investigadora de KTH, Céline Montanaria, en rueda de prensa desde el Instituto, dijo que la desventaja del cristal es que el cristal es un pésimo aislante y poco eficiente hablando energéticamente. La madera es el material de base biológica más usado en la construcción de edificios, es atractivo porque proviene de fuentes renovables y brinda excelentes propiedades mecánicas que incluyen la tenacidad, resistencia, baja densidad y conductividad térmica.

  • ¿Cómo lograron hacer transparente un material opaco?

La investigación publicada por KTH, confirma que los científicos eliminaron capas de lignina en la madera, elemento que la hace opaca y rígida. El sustrato resultante se impregna en un polímero transparente y se obtiene un material similar a la madera en cuanto a rigidez, deja pasar la luz y tiene la capacidad de absorber el calor. Luego de tratar la madera, la modifican para cambiar sus propiedades térmicas, se hace más clara a medida que absorbe más calor. Cuando se retira la lignina, la madre adquiere el aspecto blanco. No obstante, aclaran que la transparencia es blanquecina, no naturalmente transparente, permitiendo mantener la privacidad en el interior dejando pasar la luz del día.

En la actualidad, están trabajando en la búsqueda de nuevos matices lumínicos y en mejorar la transparencia, sin embargo, Berglund cree que en 5 años se podrá disfrutar de las primeras aplicaciones domésticas. El nuevo diseño de interiorismo se mueve hacia los espacios más frescos, privados y lo más importante, responsable con el medio ambiente.

Fuente: Revista AD