Publicaciones

Masajea, frota y pule tus paredes con el tadelakt

Publicado 17/01/2020

Una de las tantas técnicas milenarias para interiores que existen es el tadelakt, un tipo de revestimiento cuya compostura es de diversas cales. La propiedad más destacada es la impermeabilidad, brindan brillantez y un confort térmico que regula la humedad y temperatura por sus propiedades fungicidas que impiden el desarrollo de hongos.

  • ¿Qué es el tadelakt?

Esta técnica decorativa de Marruecos que data desde hace más de 2000 años, sirve para darles a las paredes un ambiente suave en las estancias. En sus inicios era empleado por los bereberes (etnia africana) para almacenar agua, ya que impermeabilizaban las cisternas que tenían bajo la tierra. Con el paso del tiempo se implementó en la decoración, en las fachadas exteriores y en recipientes para beber hasta finalmente se incorporaron en los baños y paredes.

Son más elegantes y menos crudas a comparación del hormigón pulido, aportando suavidad, vida y color a la recámara o donde se aplique. El “tadelakt” es una palabra que proviene del árabe, del verbo “dalaka” que traducido al español significa “masajear, frotar y pulir”. Originalmente se diseñó para que protegiera las paredes de los hammams (baños turcos) de la humedad. De igual forma, se utilizaba en los riads marroquís y en cuencas para la fabricación de vasijas cerámicas. Su composición se compone en la cal tradicional de Marrakech, aunado que se tiñe con pigmentos naturales y pulido con guijarros para otorgarle un aspecto brillante y suave.

En la actualidad, se modernizó el tadelakt y ahora sus mezclas son de polvo de cal y mármol, posteriormente se pulen con la ayuda de una llana. Diseñadores interioristas aplican este acabado por su espíritu cálido y tradicional, además por su gama de tonalidades. Se ha transmitido de una generación a otra, llegando inclusive a diseñadores de otros países quienes han viajado a la nación marroquí para que maestros del arte del tadelakt les transmitan sus conocimientos.

  • ¿En dónde se aplica el tadelakt?

El tadelakt se puede aplicar en cualquier estilo de decoración porque se integra a la perfección, en especial en los sitios rústicos y bohemios. Generalmente, se usa para la manufacturación de paredes de las duchas y para lavamanos. Por sus características impermeables, este recurso es un material idóneo para el agua, aunque también se aplica en estancias como la habitación y la sala de estar. Al momento de instalarla, se requiere la supervisión de un experto en la materia para que no se muevan los acabados. Antes de que comiencen las labores, es de suma importancia asear la base donde se instalará el tadelakt y no debe tener orificios.

El material es relativamente sencillo para mantenerlo, con sólo limpiarlo con agua jabonosa y una esponja natural es suficiente. No obstante, es vulnerable con los productos de limpiezas y detergentes porque éstos dañan el revestimiento. Si se llegaran a usar, debe ser moderadamente y evitar la lejía por ser corrosivo. A pesar de que es rígida como las piedras, es suave como la seda. Es una excelente opción para los azulejos de los baños por ser porosos con el aire, pero no con el agua permitiendo que las paredes puedan “respirar”.

  • ¿Cómo se obtiene el tadelakt?

Para la obtención de este material, es a partir de la cal que se produce por hornos de leña de 5 metros, revestidos con ladrillos de adobe. Los artesanos emplean una piedra endémica caliza y especial que están bajo las tierras de la región de Marrakech. La técnica de cocción es considerada una tradición que se pasa de manera oral entre padres a hijos. Hablando químicamente, la cal es el resultado de la cocción de la piedra caliza y triturada. Para mantener vivo el fuego, se arroja palma y hojas de oliva para preservar la temperatura que ronda entre los 900° durante 36 horas. Gracias a este proceso, se obtienen distintas cales, entre ellas la “flor de cal” que es la que más se usa para el tadelakt.

  • Las ventajas del tadelakt

Es altamente higiénico y estético y como el cemente, posee funciones antibacterianas por los fungicidas y bactericidas en la cal. Es un recurso meramente ecológico, resiste al moho y humedad. Se puede elegir entre una extensa gama de tonalidades, y su periodo de vida es extensa si no se mueven los acabados.

Fuente: Moovemag y Nomad Bubbles