Publicaciones

Mesas de billar

Publicado 19/05/2017

Si quieres reunir a los amigos nada mejor que una mesa de billar, con la que puedes pasar momentos agradables y divertidos. La mesa de billar más antigua se hallaba en la corte de Luis XI de Francia y consistía simplemente en césped colocado sobre una mesa amplia del día a día. Las mesas cubiertas de tela específicas para billar con amortiguadores de madera pronto evolucionaron cuando la popularidad del juego se extendió entre los franceses y otros aristócratas europeos. El billar es un deporte de precisión que cada día gana más adeptos entre los jóvenes que se reúnen para pasar un momento entre amigos. Las mesas de billar americano tiene seis troneras, que hacen referencia al espacio libre entre las bandas –cuatro en las esquinas y dos en la mitad de la banda larga- que permite el paso de las bolas a la buchaca. Las de billar francés carecen de troneras, tienen amortiguadores situados en la parte interior de la mesa de madera, por lo general, elaborados en caucho vulcanizado cuya función principal es generar el rebote de las bolas con el mínimo de energía cinética. El recubrimiento de tela verde característico de las mesas de billar es de paño o lana tejida, se usa el color verde porque representa el césped sobre el que se jugaba originalmente en tiempos remotos. La tela de lana es el material más usado por su gran resistencia y bajo costo. En nuestra región es un juego muy popular y hay varias carpinterías especializadas en hacer mesas de billar con las medidas reglamentarias, y a menor costo. Son sin lugar a dudas elementos que dan pie a la convivencia en familia y con los amigos.