Publicaciones

Mosquiteros: el mejor aliado para la épocas de lluvia

Publicado 25/07/2017

Hablar de un mosquitero es hablar de mucho más que una simple tela que mantiene alejados de tu hogar a los insectos. Un mosquitero está hecho como una solución que puede traer muchos beneficios a tu hogar, ya que dependiendo de las telas que decidas colocar, pueden contribuir también a regular el paso de la luz del sol, así como convertirse en una alternativa a aire acondicionado.

Instalar mosquiteros en casa nos proporciona numerosos beneficios. Principalmente, nos permiten ganar en bienestar y tranquilidad. En los meses más fuertes del verano, el calor puede llegar a afectar a nuestro descanso, impidiéndonos dormir plácidamente. La solución más habitual en los hogares es abrir las ventanas para que pueda entrar aire fresco y así combatir las altas temperaturas. Se trata de una medida que puede suponer la invitación para las visitas menos deseadas: los insectos.

Mediante el uso de mosquiteras, nos aseguramos de que, al abrir las puertas y ventanas, no entrará ningún elemento del exterior molesto. Además de los insectos, las puertas y ventanas abiertas permiten la entrada de polvo y otras partículas que se encuentran suspendidas en el ambiente, como puede ser el polen. Las mosquiteras se convierten en la mejor opción para renovar y refrescar el aire de nuestra casa, impidiendo el paso a cualquier agente externo.

Los insectos, en especial los mosquitos, pueden resultar realmente molestos, obligándonos en muchos casos a emplear insecticidas o aparatos electrónicos para eliminarlos. Además, cuando en el hogar residen personas con problemas de alergia se recomienda ventilar con frecuencia, algo que en algunas épocas del año resulta contraproducente. El polvo y el polen son dos de los desencadenantes más frecuentes de procesos alérgicos y ambos se encuentran suspendidos en el aire.

Las mosquiteras también proporcionan tranquilidad a todas aquellas personas que tienen mascotas, principalmente gatos, ya que sin su presencia, sus animales podrían saltar o caerse por las ventanas cuando están abiertas.