Publicaciones

¿No estás seguro de dejar el nido?

Publicado 06/12/2019

¿Aún no estás seguro en dejar la casa de tus padres? Es una de las acciones que más temen los jóvenes al tener que independizarse por que conlleva a que tienen que crecer, vérselas por sí mismos y madurar para poder continuar con su desarrollo personal. Hayas tomado o todavía no la decisión, te diremos las ventajas de salir de la casa de tus papás para comenzar tu vida independiente.

  • Te desarrollarás personalmente

Sin duda, independizarte es la mejor forma en que podrás desarrollarte y sacar todo tu potencial para que vivas en carne propia de nuevas experiencias. El tener que ver cómo mantenerte es un gran reto para sacar todo el potencial y desenvolverte en solitario al ya no tener comodidades que tenías y estabas acostumbrado en el hogar de tus padres, tendrás que buscar soluciones a tus necesidades y problemas del día a día. Con todo lo anterior tendrás otra percepción sobre los gastos y cuidarás tus ingresos.

  • La relación de pareja cambiará

Si tienes una pareja, tu relación tendrá un cambio positivo ante el nuevo estilo de vida que estarás afrontando. Comenzarás a pensar en un futuro con tu pareja si es que ambos eso quieren, pensarán mejor y tomarán mejores decisiones. En pocas palabras, tu noviazgo o matrimonio tendrá una mejoría a la vez que tendrán que afrontar la vida real sin la ayuda de nadie más.

  • Las reuniones familiares serán distintas

¿Te acuerdas de aquellos domingos en que la familia se reunía para comer y pasar casi todo el día juntos? Seguramente en algún momento de la reunión te querías ir a tu cuarto, pero ya sea tu madre o padre te decían que no lo hicieras por respeto.  Cuando ya vivas solo, el reunirte con tu familia será completamente diferente. Si tenías fricciones con tus progenitores, ya no las habrá porque cada quien tiene su casa y ya no convivirán todos los días.

  • Administrarás mejor tus ingresos

La responsabilidad de los papás es que todo en la vivienda esté en perfecto estado y que los gastos se solventen. Ahora la cosa cambio cuando eres una persona independiente porque tú mismo serás el responsable de pagar las facturas de los servicios básicos y comprar tu comida. Al principio será difícil, aunque con el tiempo aprenderás a administrar tus recursos para que te alcancen y si sobra, los destinarás en tus ahorros personales. Será una gran lección que vas a aprender.

  • Crecimiento laboral y profesional

Como serás el único con el que contarás, toda tu atención se centrará en tu desarrollo profesional y tus prioridades cambiarán de acuerdo a tu nuevo estilo de vida. Por ejemplo, pensarás hasta más de dos veces en realizar un gasto innecesario como comprar ropa cara, el café de establecimiento, comida de restaurantes o pagar siempre taxis.

  • Control sobre tu tiempo libre

Ten por seguro que cuando vivías con tus padres no tenías tiempos libres porque te pedían que realices las labores del hogar si estabas desocupado. El control de tu tiempo libre lo tienes tú como el realizar la limpieza de la casa, ir al supermercado a comprar tus víveres, y hasta podrás realizar reuniones con tus amigos o compañeros del trabajo.

  • Decidirás la decoración de tu espacio

¿No te gustaban los muebles de tu madre en la sala de estar o el color de las paredes? Eso ya no será ningún problema porque decidirás como se verá el ambiente de tu hogar desde el mobiliario, los elementos decorativos y por qué no, colgar los posters de tus bandas y artistas favoritos.

  • Decides quienes te pueden visitar

En la vivienda de los papás no tienes el control de las visitas porque ellos deciden quienes pueden ir a la casa. Al ser independiente, solamente tú eres quien invita a tu casa para pasar el rato en una reunión. Si quieres realizar una fiesta, no habrá ningún problema.

  • Puedes emprender

¿Eres de los que no les gusta trabajar para alguien? Si tienes una casa propia, puede ser el lugar y el momento adecuado para emprender en un negocio o trabajar como freelancer. No pagarás rentas en un local y el capital lo puedes destinar a tus proyectos.

  • Comienza tu historial crediticio

Si cuentas con el suficiente capital para adquirir un inmueble propio o departamento en vez de rentar, considera la opción de obtener un crédito hipotecario. Actualmente, las entidades financieras ofrecen créditos compartidos para grupos de amigos para comprar un piso. Con esto, estarás comenzando tu historial crediticio, la única obligación que tienes es pagar a tiempo tus aportaciones al préstamo.

  • ¿Cuál es la edad ideal para independizarte?

De acuerdo con un estudio de Dada Room, el 34% de personas entre 18 y 23 años comienzan a buscar su primer departamento; mientras que los de 24 y 28 años son el 39% y los de más de 28 años es el 26%. En general, no hay una edad idónea, cada quien tiene diferentes experiencias. Lo recomendable es independizarse cuando ya puedes sostenerte por ti mismo económicamente para no depender de nadie.

En caso de que hayas decidido salir del nido, cerciórate de tener con todo lo indispensable para comenzar tu nueva vida.

Fuente: Planea tu bien y Publimetro