Publicaciones

Permuta inmobiliaria 

Publicado 06/02/2020
  • ¿Intercambio de casas sin necesidad de comprar?

Si está en tus planes buscar un cambio de casa, pero no está en tus posibilidades adquirir otra deuda, la permuta de propiedades puede ser una opción.

  • ¿Qué es una permuta de propiedades?

Una permuta de propiedades es un intercambio de casas en la que 2 partes que participan son beneficiadas, en pocas palabras es un trueque. Esto se puede realizar entre terrenos, inmuebles, y locales, usualmente no se requiere de pagos adicionales siempre y cuando el valor de las propiedades sea equivalente. En el caso que no lo sea, los involucrados pueden llegar a un acuerdo para cubrir la diferencia monetaria de las propiedades a intercambiar. Por lo general, los acuerdos se firman en un contrato y en presencia de un intermediario objetivo.

El proceso es similar a un contrato de compraventa, sin la necesidad de comprar la casa que estás recibiendo a cambio de la tuya.

  • ¿Cómo funciona la permuta inmobiliaria?

Se debe seguir con 3 pasos: que los papeles de ambas casas estén en orden, las propiedades deben ser valuadas y un intermediario debe llevar el proceso.

  • Papeles en orden

Para dar inicio al proceso, ambas partes deberán acreditar la propiedad de las casas que desean intercambiar, o en caso de no ser todavía los dueños, que no exista una deuda por falta de abonar al crédito hipotecario. Los interesados deben presentar papeles como los registros ante el Registro Público de la Propiedad, las escrituras de la casa y los pagos de impuestos necesarios, todo avalado legalmente ante un notario público. Si en el determinado caso que una o ambas propiedades no están liquidadas totalmente, quien la haya adquirido deberá seguir cubriendo los pagos de la hipoteca hasta saldarla.

  • Las propiedades deben ser valuadas

Un avalúo es un documento en el cual se estima el costo de todos los aspectos relacionados con un inmueble además del tamaño, los materiales, los acabados interiores, los metros cuadrados del terreno y su antigüedad. Realizando un avalúo de las 2 propiedades se puede determinar su valor de cada una y decidir si el intercambio es equivalente y justo.  En muchas ocasiones, los dueños de las viviendas compensan esta diferencia aportando dinero extra para cubrir el valor total de la casa que recibirán.

Esto no significa que se “esté comprando” la propiedad, sino que simplemente si el valor de una casa es menos a la otra, cabe la probabilidad de que se cubra pagando la diferencia del valor total de la casa.

  • Intermediario llevará el proceso

Un notario público puede fungir como intermediario porque conoce los procesos legales a seguir al realizar un contrato de permuta entre particulares. Este individuo evalúa los papeles necesarios, así como el documento del avalúo y los impuestos que se deben pagar, y da fe de que la transacción se lleve a cabo bajo todos los requisitos legales. El intermediario es necesario para evitar fraudes que afecten las finanzas de los involucrados y para asegurarse de que el intercambio de viviendas sea justo para ambas personas.

Existen empresas privadas e instituciones de gobierno como el Infonavit que se encargan de facilitar los procesos y de fungir como mediadores en las negociaciones requeridas. Una permuta de propiedades para aquellos que la realizan correctamente y con protección de la ley, es una manera de realizar un cambio sin adquirir deudas a largos plazos, además de que brinda la posibilidad de empezar a vivir una nueva vida e invertir en propiedades.

  • ¿A quiénes les puede interesar la permuta inmobiliaria?

Principalmente a personas que ya no pueden hacerse cargo del pago de su hipoteca y puedan permutar su piso por otro más económico y recibir la diferencia de valor en efectivo para así poder hacer frente a una reducción de su hipoteca renegociando a la baja con su banco o entidad con la que haya tramitado su hipoteca. 

También puede resultar interesante y atractivo para la persona que desea cambiar de casa y que no quiera exponerse al riesgo actual de una compraventa, ya que podría acabar por adquirir una nueva propiedad antes de haber vendido la suya. Inclusive puede ser de interés para personas mayores con pisos grandes cuando sus hijos se hayan ido de su casa para poder vivir en una casa más pequeña y holgadamente y recibir una compensación económica a cambio como si fuera un repentino fondo de pensión o habitar un piso más céntrico que le permita mayor comodidad y menor desplazamiento. Los propietarios de terrenos que, por falta de recursos económicos, optan por permutarlos por casas ya construidas y así realizar un trueque.

  • ¿En México se realiza esta práctica?

En México no es una práctica muy conocida, no se permutan los inmuebles por desconocimiento del tema y hasta por temor. Cuando les platican sobre las permutas las personas se aterrorizan de ser estafados. La permuta es una figura comúnmente en casos de herencia cuando se realiza el convenio de participación entre herederos, ya que ellos acuerdan intercambiar uno o varios bienes por otros que forman parte de la herencia. 

Dependiendo de las necesidades que se tengan o de planes a futuro, realizar un intercambio de casas es una opción que te puede brindar beneficios.

Fuente: Vivanuncios, compradicción y kasamex