Publicaciones

PIEDRA LAJA, un material elegante para decorar exteriores

Publicado 23/04/2018

Los meses de calor invitan utilizar más los espacios exteriores pero sucede que muchas veces no están bien cuidados o no se les ha sacado partido por falta de presupuesto o simplemente dejación. Por otro lado, se pueden encontrar diferentes alternativas para, justamente, embellecer partes externas de las propiedades, como es el caso de la piedra laja.

Cuando hablamos de realizar cambios en nuestro hogar o imaginar cómo sería construir la casa de nuestros sueños, pensamos en los beneficios de cada material a utilizar, en aquellos que son novedosos y de fácil colocación. Y una de estas opciones podría ser el revestimiento exterior con piedra de laja.
Este procedimiento es de fácil, sencilla y rápida colocación. No tiene desperdicio de material lo que destaca su buen funcionamiento.

Para saber de qué hablamos cuando se trata de revestimiento de una superficie, diremos que esta consiste en colocar algún material o alguna capa de cierto elemento con un objetivo determinado. Este puede ser para proteger alguna superficie, para ocultar imperfecciones o elementos que no quieres que se vean (como ser cables) y también para decorar o adornar el hogar. Para estos casos hay numerosos elementos a utilizar, entre ellos la piedra de laja. Esta piedra en la actualidad se la puede encontrar en su versión natural así como artificial, dependiendo del gusto de cada uno.

Sus ventajas
En cuanto a sus ventajas podemos decir que la piedra de laja es una excelente alternativa para revestir cualquier parte del hogar. Se la usa tanto para muros exteriores como interiores, así como en pilares, chimeneas, pisos, jardines, muebles, terrazas y para todo proyecto que se tenga en mente.
Los colores más usados son el café, verde, gris, rojizo o aquellos que son combinados en varios tonos. La piedra laja se destaca también debido a su estética rústica y a la vez su superficie se presenta lisa, áspera o irregular. Esta irregularidad en la piedra hace que la colocación de cada una de ellas sea irrepetible y única debido a que todas las piedras son totalmente diferentes.

La piedra de laja se caracteriza por ser resistente a los cambios climáticos y a la intemperie,por eso es muy utilizada en exteriores, ya que no se deteriora ni se arruina con el paso del tiempo.
Gracias a la popularidad que ha adquirido el tema del revestimiento en piedra de laja, muchas son las personas que se han inclinado a utilizar este tipo de material, sobre todo en el exterior de sus hogares, ya que le da un toque de sofisticación, durabilidad y encanto a la fachada de las viviendas.

REVESTIMIENTO
Antes de iniciar el proyecto lo primero que debemos hacer es analizar la fuente del daño. Luego, darle solución. Y a partir de allí, podemos comenzar a recubrir la zona con piedras lajas, siguiendo una técnica sencilla que puedes hacer tú mismo, sin necesidad de contratar a un profesional con sus costosas tarifas.
Para hacer este recubrimiento en el exterior necesitarás piedras lajas, como arenisca o pizarra. También cemento-cola para exteriores, una llana dentada, espátula o cuchara, una trazadora o cinta adhesiva de bajo contacto, y pequeñas piedras o elementos para establecer la separación entre las piedras laja del recubrimiento.
Preparación de la pared para aplicar el revestimiento
Como primera medida, liberaremos la zona frente a la pared exterior a recubrir. Luego, limpiaremos frotando con un cepillo de cerdas firmes para eliminar la suciedad y el polvillo, así como la pintura descascarada y las burbujas. Luego, sacude la pared con un cepillo de cerdas medias (o con escoba o escobillón), y después vuelve a limpiar la zona, para que el polvillo no vuelva a asentarse allí.
A partir de la mancha más alta, establece la altura total del recubrimiento. Con marcador o con cinta adhesiva de bajo contacto (de pintor, de papel, de carrocero) marca la línea recta, paralela al piso, hasta donde llegará el revestimiento. Para un aspecto más natural, establece un borde superior desparejo, sólo si te animas a la tarea.
Paso 1: El cemento cola
Prepara el cemento cola para exteriores, según las especificaciones del fabricante. Sin demasiadas demoras, y siempre utilizando los elementos de protección adecuados, coloca la base de cemento cola en la pared, cubriendo a la perfección desde el piso hasta la marca, aplanando y emprolijando con la llana dentada para dejar vetas que faciliten el adhesivo de las piedras laja.
Paso 2: Colocación de las piedras
Sin dejar que el cemento cola seque, ve colocando las piedras laja. Procura hacerlo de una manera prolija, cubriendo la mayor cantidad posible de pared. Para dar un buen acabado, conforme vayas colocando las piedras, pon una pequeña, o bien un trozo de corcho u otros materiales, dejando así una separación de un centímetro entre las piedras.
Comienza a aplicar las piedras siempre desde abajo hacia arriba, para ir acomodando los materiales sin inconvenientes. Al colocar las piedras, golpéalas apenas con el mango de una espátula o de la cuchara, para que queden bien insertas y niveladas.
Paso 3: Rellenando las divisiones
Cuando ya hayas colocado todas las piedras, retira las piedrecillas de separación y rellena con mortero de cemento, emprolijando con la paleta o con un esparavel.
R etira el excedente luego de algunas horas, rasqueteando, y deja secar, mientras creas con los mismos elementos y materiales el vierteaguas, es decir, el borde superior inclinado que impedirá que el agua de lluvia se cuele por dentro del revestimiento.
Paso 4: Dando un acabado impecable
Luego de dejar secar al menos dos días, aplica un producto protector para lajas en exterior. En lo posible, procura que sea un producto incoloro que proteja contra humedad y hongos. Puedes aplicar una o dos capas, según la orientación de la pared.

Ya que conoces esta información atrévete a embellecer tu exterior con este acabado
FUENTE: INFOTOPO / comohacerpara.com