Publicaciones

Pisos ecológicos y resistentes: suelos de linóleo

Publicado 29/08/2019

El linóleo es un material que sorprende por su belleza y cualidades técnicas. Es una buena opción para aquellos que buscan materiales muy resistentes, con propiedades antibacterianas y que no quieren perder de vista las últimas tendencias de decoración. En esta ocasión te hablaremos de ese tipo de suelos.

  • ¿Cómo están compuestos los suelos de linóleo?

Aunque pareciera, no es un material nuevo. Frederick Waltson inventó el linóleo en 1860. Desde su creación, fue considerado apto para revestir las zonas de alto tránsito como las escuelas, hospitales y gimnasios. Es un material sostenible que se obtiene del aceite de lino mezclado, de madera con pigmentos, resinas naturales y polvo de corcho. Actualmente los suelos de linóleo tienen un gran protagonismo gracias a la variedad de texturas, espesores y acabados que se pueden encontrar en el mercado. Es una excelente solución para los espacios comerciales y para los de uso residencial. El linóleo es un material biodegradable, una característica ecológica que lo hace más atractivo.

  • Sus características

No sólo este tipo de suelo son bellos además de tener una gran variedad de acabados. Las características que hacen que sea más popular los suelos de linóleos son: su resistencia, el aislante acústico, su durabilidad, la impermeabilidad y el antiestático. Son resistentes al fuego, y aguantan a los golpes, manchas y arañazos. Sus espesores son de 2 a 4 mm, haciendo que las pisadas sean cómodas. Los suelos de linóleo tienen un atractivo catálogo con una amplia gama de colores, formatos y acabados, aunado a la gran versatilidad para revestir paredes y superficies de trabajo.

  • ¿Es buena idea tener suelos de linóleo en el hogar?

Al momento de elegir el pavimento de tu vivienda, ten en cuenta una serie de factores como la belleza del material, la calidez, la resistencia, las prestaciones acústicas y térmicas. El precio de los linóleos es por metro cuadrado y la relación de su calidad depende de esto y es superior a otros materiales.

El material respeta a la salud y al medio ambiente. Son hipoalergénicos, repelen la suciedad y las pequeñas partículas. Una de las principales ventajas es que son continuos, se pueden conseguir superficies lisas sin juntas. Si se le agregan adhesivos adecuados, son 100% biodegradable, convirtiéndolo en un material asequible y sostenible. Es perfecto para los lugares públicos y en casas particulares.

  • ¿Dónde se pueden instalar los suelos de linóleo?

Gracias a su resistencia y por la gran variedad de acabados, son idóneos para el uso doméstico. Se pueden instalar en el recibidos, salón, pasillo y cocina. En el único lugar donde no se recomienda instalarlos es en los baños ya que pueden sucumbir por la humedad. También se deben de evitar colocarlas en los sitios donde haya mucha exposición directa al sol.

En los cuartos de los niños donde se requiere de máxima resistencia e higiene, los suelos de linóleo son una excelente solución por sus características antibacterianas, antiestáticos, resistentes a los golpes e impermeables.

Al ser un material que está al alza por que su popularidad crece como la espuma, provocando que los fabricantes hayan desarrollado nuevas soluciones que se adapten a las necesidades de los distintos espacios. Se pueden encontrar en el mercado en presentaciones de rollo o losetas adhesivas.

Recientemente se sumaron nuevas propuestas rectangulares, cuadradas, y en lamas que permiten más combinaciones. Imitan a la perfección a otros materiales naturales como el mármol, el hormigón y la madera.

  • ¿Cómo se instalan los suelos de linóleo?

Al momento de instalar los suelos de linóleo al igual que los pavimentos vinílicos, se pueden instalar sobre un pavimento existente o sobre mortero. La instalación la deben realizar profesionales calificados y con experiencia. El material puede tener algunos puntos débiles y alterar su estética con objetos punzantes o con cargas pesadas. A pesar de que es un material muy resistente, no es inalterable.

  • Cuidado y mantenimiento

La mayoría de los suelos de linóleo poseen una capa protectora para su conservación y evitar las manchas. Su material no requiere de gran mantenimiento. En el caso, con agua y jabón neutro o con PH bajo es más que suficiente. Para las manchas difíciles no se recomienda usar lejía, amoniaco o productos disolventes o alcalinos por que el piso sufrirá decoloraciones y pérdida de brillo. Un factor que debes considerar es la cantidad de agua para limpiarla, porque no se debe humedecer en excelso el suelo para que no penetre en las uniones.

Si el piso pierde brillo con el paso del tiempo, recupéralo usando abrillantadores o cera específica para los suelos de linóleo.

Fuente: Decoración2