Publicaciones

Retroiluminación en el hogar

Publicado 24/10/2019

La retroiluminación es una técnica decorativa que está en tendencia gracias a las luces led. No es algo nuevo en el mundo del interiorismo y la decoración, ya que se usa desde los años 60´s en especial en las cornisas.

  • ¿Qué es retroiluminación?

Es un tipo de iluminación indirecta que se oculta en una fosa o cornisa para que solamente se vea la luz que se obtiene mediante un difusor o de la reflexión de ésta sobre paredes, suelos o techos. Esta característica crea un efecto lumínico continuo, regular y sin sombras en la cual no hay reflejos ni deslumbramientos. El resultado son las líneas de luz a lo largo de las superficies como paredes y techos.

El cambio que ha sufrido la retroiluminación es que, en vez de tubos fluorescentes, actualmente se usan tiras de led. Las mejores de este tipo de iluminación son notable por la ausencia de parpadeos y la ventaja de tener una línea de luz continua blanca y de máxima luminosidad que apenas se calienta. Se puede programar el diseño de la retroiluminación durante el proyecto de reforma para poder dejar prevista la instalación eléctrica y determinar el tipo de retroiluminación que más convendría de acuerdo a tus necesidades, además de la ubicación, medidas y efecto que se quiere conseguir.

  • ¿Cuál tipo de luz es ideal para retroiluminar un espacio?

Para la creación del efecto de retroiluminación, se utiliza por lo general tiras de luz led con material flexible para su fácil manejo, y que se corta a la medida que se requiera para aprovecharla al máximo. Las tiras poseen diferentes potencias y temperaturas de color, al momento de comprarlas considera el objetivo, la luz debe ser lo suficiente clara para lograr el efecto. Por ejemplo, si se rebotará sobre una pared de ladrillos, será conveniente elegir una temperatura de color del orden de los 4.000 k en tonalidades cálidas que sean compatibles con la arcilla del ladrillo.

  • ¿Cómo se instala la retroiluminación?

Para facilitar la instalación eléctrica, se debe tener alimentadores, conectores y el cableado. Se recomienda instalar las turas de luz led en los perfiles del aluminio que prolongarán su vida útil y además protegerán del polvo y la humedad. En la instalación, se decide si se desea que la luz sea regulable y que se pueda cambiar de color. Si se requerirá de varias fuentes de alimentación y conectada en serie, deja la labor en manos de un electricista. En caso de crear foseados, acude con el escayolista o si será cajeados en la obra, contrata los servicios de un albañil.

  • ¿Dónde instalar la retroiluminación en el hogar?
    • En fosas: Habitualmente en la instalación de este tipo de iluminación, crear un falso techo permite contar con cajas rehundidas para aprovechar la diferencia de altura entre el forjado y el nuevo techo. La retroiluminación en fosas hace que la luz se emita hacia abajo, rompiendo la línea de unión entre la pared y el techo, haciendo el espacio ópticamente más profundo y alto.
    • En cornisas: En esta zona, el efecto de la luz es hacia arriba y rebota en la pared o techo. La fuente de luz se oculta en las molduras premoldeadas de escayola, con perfil recto o curvo, o en placas de yeso o tableros de madera, a modo de repisa volada. Al ser una luz difusa y alta, conviene combinarla con una iluminación baja y ambiental. Es ideal aplicarla en ambientes amplios, además de que es un buen recurso cuando no se puede o quiere intervenir en el forjado.
    • Lineal empotrada: De efecto más difuso, utilizando perfiles de aluminio sin marco y con difusor de policarbonato para empotrar en el falso techo, sirve para la creación de recorridos lineales, rectos y en ángulos o asimétricos. Es una iluminación funcional y de poco impacto visual para mantener “limpieza” visual en el espacio.
    • En muebles: Las tiras de led finas y flexibles se incorporan a los muebles y revestimientos, creando efectos lumínicos lineales interesantes. En los casos de los cabeceros, la ventaja es que la luz emitida no creará sobresaltos al encenderla a mitad de la noche.
  • ¿Cuáles son los usos de la retroiluminación?

En la iluminación general se trata de una luz rebotada serena y difusa, haciéndola idónea en dormitorios, en balizamientos de escaleras o circulaciones, aunado a la ventaja del bajo consumo de las luces led. En el caso de iluminación decorativa, es incorporada en un espejo o mueble.

En la luz exterior, la retroiluminación es ideal para iluminar fachadas desde el suelo con bañadores lineales a través de perfiles estancos resistentes a los rayos UV y difusores para empotrar el suelo, paredes o techo. En situaciones así, se deben adquirir productos con grado de protección IP65 o más, asegurará y protegerá a las luminarias ante la lluvia y polvo.

Fuente: Houzz