Publicaciones

Silla de carácter ruso

Publicado 18/10/2019

El estudio ruso Supaform celebra los 100 años de la Bauhaus con la silla “Apart”, diseño de carácter racional y una apariencia bella son las principales líneas que la definen. Está inspirada en los clásicos de la vanguardia rusa y en los diseños de artistas soviéticos que fueron obligados a mudarse a países extranjeros por el régimen en los años 30´s. Supaform concentró esa esencia en una silla contemporánea y racional que mezcla colores y volúmenes al mismo tiempo, una buena oportunidad de festejar el centenario de la Bauhaus. Tanto en su estructura y materiales, amplían las posibilidades del asiento para ser utilizada en interior o exterior.

La silla apart cuenta una historia de exilio y arte, de acuerdo con su diseñador Maxim Scherbakov y fundador del estudio con sede en Rusia que se centra en la interacción entre el diseño espacial y el producto. Trabajando principalmente con muebles hecho a medida e interiores, el propósito del estudio es pensar entre las disciplinas, combinando la arquitectura, escultura y pintura con diseño para producir piezas visionarias que puedan animar cualquier situación, en especial en la oficina. Se creó en específico para el programa de diseño de Nueva York Sight Unseen Offsite. Visualmente, recuerda a la vanguardia rusa de principios del siglo XX, movimiento que fue detenido por el régimen soviético a principios de la década de 1920, provocando que muchos artistas modernos abandonaran su país natal. 

La inspiración del diseño radica en expresar los sentimientos por tierras extranjeras, por eso la silla se llama “apart” (aparte), explica Scherbakov. Las alusiones están inspiradas en la percepción individual de la realidad del diseñador, ya que su objetivo es captar el sentimiento de ciertas combinaciones de forma y composición. De acuerdo con Maxim, “las formas y texturas están por todas partes de nuestro alrededor. Busqué las referencias en el momento, o un segundo plano cuando algo extraño llega los ojos o a la imaginación. La principal inspiración detrás de la silla Apart fue la sensación de la pieza que se encuentra en el extranjero”. En este sentido, el diseño del asiento surgió como una idea conceptual.

Scherbakov explicó el proceso creativo: “Mi técnica favorita es dibujar antes del diseño, luego se convierte en espacios imaginarios 3D. Algunas de mis piezas fueron realizadas de interiores imaginarios”. Describe a la silla como una historia y explica que no solo es un asiento ergonómico y regular. Esto se debe en la manera en la que el usuario interactúa con la silla y el cómo se sienta. Su historia se complementa con el hecho de que su diseño y los componentes estructurales se formularon teniendo en cuenta que debería caber en una maleta habitual. La conciencia del espacio está totalmente integrada en el diseño del asiento, tanto física como conceptualmente. No sólo se podría imaginar las contrapartes desglosadas, colocadas en un portaequipajes y enviadas al extranjero, sino que igual se refiere poéticamente a la idea de moverse de un espacio a otro, la sensación de ubicación y pertenencia. La silla apart apunta a los métodos previos de creación y formas de pensar de Scherbakov, su proceso y resultado fueron espectaculares y cautivadores.

Fuente: Revista AD y On Office Magazine