Publicaciones

Tazas hechas con residuos de café

Publicado 24/01/2020

Cada día se buscan alternativas ecológicas para eliminar el uso del plástico y tener un estilo de vida sustentable y amigable con el medio ambiente y que no sufra de más contaminación y deterioración. Para los amantes del café, Kaffeeform es una alternativa para no recurrir a los envases de plástico con tazas sustentables hechas de los residuos del café.

Las tazas están hechas de los residuos de café, siendo resistentes y sustentables y a la vez una opción para erradicar el uso de los plásticos. El creador de la propuesta, Julián Lechner, tuvo la idea de diseñar algo novedoso, así que empezó a experimentar con los restos de café. Tras 3 años de trabajo, buscó la manera de juntar las materias primas renovables con los granos del café y así creó Kaffeeform. Lechner recicló café molido en Italia y elaboró un proceso de moldeo por inyección para convertir el café viejo en tazas nuevas, combinándolas con pegamentos naturales y madera. Después de 5 años de labores investigativas y experimentación, creando la fórmula para transformar los residuos de café en tazas.

Ya entrando en materia, el proceso de estas tazas inicia cuando bicicleteros congregan los residuos del café de las cafeterías de Berlín para luego llevarlos a un taller social donde se junta con la materia prima y así obtener las tazas. Cada una tiene un agarrador en el costado para que no se deslicen en las superficies, viene con un platito curvo para asegurar que las tazas queden fijas.

Son 4 los modelos que conforma la serie de Kaffeeform; tazas expresso, americano, capuccino y el envase carry on que incluye una tapa, todas son 100% biodegradables y a prueba de roturas. La propuesta recibió el Premio Red Dot 2018, considerado de los más importantes en el diseño a nivel mundial.

El propósito de Kaffeeform es la de cambiar los hábitos del consumidor y concientizar sobre la toma de decisiones conscientes y promover la reutilización de materias primas. En los últimos tiempos se ha incrementado el consumo del café y, por consiguiente, se generan más residuos de café que acaban en la basura.

Fuente: AD México y Kaffeeform