Publicaciones

¿Te conviene contratar un seguro para tu hogar?

Publicado 23/05/2019

Si tienes dudas en contratar el servicio de seguro para tu casa, te diremos todo lo que debes saber antes de tomar la decisión.

En caso de terremoto o huracán, en algún momento te habrás preguntado si es conveniente tener un seguro para tu vivienda en caso de una catástrofe natural, por si llegas a perder todo tu patrimonio, años de trabajo y ver como en cuestión de segundos lo pierdes después de un temblor o ciclón. Un seguro es recomendable para proteger tus pertenencias y sobretodo, tu casa.

Gente tiene contratado seguros de vida, para sus automóviles, aunque, no todos conocen que existe el servicio de seguro para las viviendas. Lamentablemente, el asegurar el hogar no es muy común en México. Si eres dueño de un departamento o casa, conoces lo mucho que te costó obtenerlo, considerado el bien de mayor importancia.  Según datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), el 4.6% de las casas cuentan con un seguro, cifra que es demasiada baja. En general, hay 3 tipos de seguros: para los dueños o quienes están en el proceso de adquirir un inmueble, para inquilinos y para los que tengan en su poder propiedades como los condominios.

De acuerdo a la Condusef, el seguro puede proteger tu casa ante estas situaciones:

  • Terremotos y erupciones: cubre los daños de la estructura física de la propiedad.
  • Daños inesperados: Ocasionados por inundaciones e incendios si afectan a la construcción.
  • Asalto y robo: Los muebles entran en esta categoría por si un ladrón entra a tu casa y hace de las suyas llevándose objetos tuyos.
  • Rotura de cristales: Tanto en interior y exterior, incluyendo los decorativos y cubiertas.
  • Joyería: Como relojes, alhajas y pertenencias de alto valor como orfebrería y prendas de piel, están asegurados siempre y cuando estén dentro de la vivienda.
  • Equipo electrónico: Tus objetos electrónicos están cubiertos en caso de daños y robo, pero como en el anterior punto, deben estar dentro del inmueble.
  • Fenómenos hidrometereológicos: Cubre las pérdidas y daños provocados por granizo, heladas, inundaciones, huracanes, ciclones, y nevadas en temporada.
  • Responsabilidad civil: De suma importancia, por que cubre a familiares, algunos terceros y a ti, cuando se ocasione incendios y daños a la construcción de manera intencional.
  • Gastos extraordinarios: Es el pago de la renta de otra propiedad, en dado caso de que el bien asegurado no pueda ser habitada por motivo de reparaciones o removimiento de escombro.

Los tipos de seguro pueden varias dependiendo de la zona o de la Ciudad en donde residas. Según datos de la Consusef en julio del 2017, el seguro de una casa habitación con el valor de $1,500,000 en la Colonia Pedregal de San Nicolás, Tlalpan, considerada como zona de riesgo medio de actividad sísmica 2, cotizado con la seguradora de Casa Habitacion de HSBC, tiene un costo de $6,745.32 anualmente. Por el contrario, otra vivienda con el mismo valor, pero en la Colonia Narvarte Oriente, Benito Juárez, Colonia con mayor riesgo de sismo de grado 3, el precio aumenta y queda en $11,191.89 anual.

  • ¿Cómo se paga el seguro?

Se debe de documentar todo con fotografías desde que contratas el seguro, es muy importante esto para que quede en el registro de las condiciones normales de tu vivienda. Después de un fenómeno, fotografía la evidencia. Lo primero a realizar si tu departamento o casa resulta afectada, es contactarte con la compañía de seguro. La aseguradora requerirá del nombre del titular o número de la póliza, números de contacto, la dirección del hogar y un reporte de lo sucedido. Luego de hacer todo el procedimiento, se te asigna un ajustador para agendarte una cita contigo para la evaluación de los daños de la propiedad. De acuerdo a las cláusulas de tu seguro, el ajustador determina según a su criterio, la parte que la empresa corresponder a pagar.

Hay una cantidad máxima, dependiendo del tipo de seguro contratado. Asegúrate que la cantidad sea visible al momento de firmar el contrato. Todo será con base al valor de la vivienda, el costo de las reparaciones, reconstrucción, adquisición o instalación de los bienes afectados por otros que sean similares o parecidos a los que se tenían cuando el seguro fue contratado. Si surge algún percance en la que el seguro si pueda cubrir un gasto, luego de la evaluación, el seguro debe determinar si se requiere de reconstrucción o de remodelación. Posteriormente realizarán una cotización con base al monto máximo.

  • ¿Qué no cubre el seguro?

Si aguas freáticas o subterráneas se filtran en muros, paredes y cimientos, ocasionando fracturas, el seguro no se hace responsable. Tampoco en caso de derrumbes, deslaves, expansión, desplazamientos o agrietamientos.

  • ¿Qué se debe considerar si contratarás un seguro?
    • Valor de la construcción: No puedes mentir sobre el valor de tu casa, la compañía de seguro lo detectará. Si llegan a descubrir el costo, disminuye tu indemnización. Entre más valor tenga tu vivienda, mayor será el pago del seguro.
    • Antigüedad de la construcción: Si el departamento o casa es antigua, el precio del seguro también aumentará.
    • Riesgos que pueden existir dependiendo de la ubicación: La península de Yucatán es zona de huracanes, por lo que contratar un seguro contra ciclones es lo ideal, a cambio de una de sismos, porque en Yucatán no tiembla, sería innecesario un seguro que tenga cobertura contra estos fenómenos.
    • Daños de terceros: ¿El edificio de al lado podría perjudicarte? No descartes esta posibilidad, consúltalo con la aseguradora por si tu casa resulta dañada.
    • Toma en cuenta las características: La cantidad de pisos del inmueble, los acabados etc, son los que determinan el valor total del seguro y la cantidad por la que pagarás.

Al contratar uno de estos seguros, no quiere decir que tu vivienda y que todas las pertenencias están aseguradas. Lee con atención y aclara tus dudas antes de firmar el contrato, para que sepas lo que está cubierto y lo que no. En todo momento debes comprobar que eres el dueño del inmueble, se recomienda contratar seguros que cubran daños o pérdidas del inmueble y otro que cubra los bienes interiores. La gran mayoría de las aseguradoras cuentan con ese tipo de seguros. Compara varias opciones para ver cuál te conviene más de acuerdo a tu hogar y presupuesto.

Por mencionar algunos, HSBC y Bancomer tienen el servicio de seguros para las viviendas, puedes consultar toda la información vía internet en sus respectivas páginas: www.hsbc.com.mx y www.bancomer.com

Fuente: Chilango