Publicaciones

Tipos de dispensadores de agua

Publicado 15/08/2019

Los dispensadores de agua cada vez son una opción por las ventajas que ofrecen. Tener un dispensador de agua en el trabajo o comedor sin realizar ningún esfuerzo físico para obtener agua fría o caliente, es algo demasiado sencillo que cuando alguien tiene este aparato, no lo querrá perder.

Los seres humanos están compuestos cerca de un 70% de agua, por ello es importante mantener una buena y correcta hidratación todos los días. Es clave para el bienestar y rendimiento ya se cuando estés en la oficina o en tiempo de ocio. Los dispensadores de agua facilitan la hidratación por poner al alcance el agua que se quiera de manera cómoda. Este es uno de los motivos por lo que los dispensadores de agua son una alternativa ideal para las empresas por su ahorro económico, facilidad de gestión, calidad del agua y control de costos.

¿Cuáles son los tipos de dispensadores de agua?

En el mercado existen distintos tipos de dispensadores de agua que usan diversas tecnologías que tienen diferencias sustanciales. Cada una tiene una función que se adapta a las necesidades.

  • De botellón

Este tipo de dispensador, también conocido como botella o de bidón, se basan en un concepto simple: se sitúa un botellón de agua mineral en la parte superior de la fuente, que por gravedad pasa por una base con 2 surtidores, uno de agua fría y otro de agua caliente o temperatura ambiente. Las ventajas del dispensador de agua botellón es que no se requiere de instalación, sino de sólo un acceso a una conexión eléctrica para el enfriamiento o calefacción de agua, trabajan con agua mineral que por lo general es de buena calidad.

Entre las desventajas es que al ser botellones de 20 litros aproximadamente, cambiarlos requiere de un esfuerzo. También hay que solicitar los botellones a la empresa surtidora cuando se terminen y disponer de un buen espacio para guardar los botellones, porque un mal almacenaje provocaría problemas con la calidad del líquido.

  • De filtro

Estos se conectan a la red pública del agua que habitualmente cuenta con dos surtidores, de agua fría y caliente. El agua se trata a través de un proceso de filtraje para eliminar sedimentos y partículas para incrementar su calidad, olor y sabor. Las ventajas de estos dispensadores es que son económicos por trabajar con agua de la red pública, cuando se instala no necesitan de otra acción, excepto un mantenimiento puntual a nivel técnico que después del proceso de filtrado, ofrecen una calidad de agua similar a la de agua mineral, maximizando garantías a nivel sanitario.

Sin embargo, entre los inconvenientes es que su instalación es a la red de agua que para algunos usuarios el filtraje es insuficiente para conseguir una experiencia parecida a la del agua mineral en cuanto a olor y sabor.

  • De osmosis inversa

Como el de filtro, este dispensador se conecta a la red pública de agua, pero su diferencia es que se agrega una membrana osmótica en el proceso de tratamiento que aplica un filtraje adicional, mejorando todavía más la calidad del agua. Brindan las mismas ventajas que las de filtro, con la diferencia de que añaden un mejoramiento en la calidad del agua. El inconveniente es que son bastantes caros a los dispensadores de agua de filtro convencionales.

Fuente: Doiser