Publicaciones

Tom Blachford convirtió a Melbourne en una urbe cyberpunk

Publicado 09/01/2020

El término de “cyberpunk” es un subgénero de la ciencia ficción, cuyo propósito es reflejar ciudades distópicas futuristas en las cuales se combinan tecnología avanzada con un bajo nivel de vida de las personas. Un claro ejemplo de lo anterior descrito son las películas de “Matrix”, los films de anime “Akira” y “Ghost in the Shell”, y el largometraje de culto, “Blade Runner”. El fotógrafo Tom Blachford a través de su cámara, convirtió a la ciudad de Melbourne en un sitio cyberpunk.

  • ¿Cómo “creó” la ciudad?

Desde una azotea conformada de 55 pisos, Blachford fotografió de manera cuidadosa el centro de Melbourne. Las imágenes invertidas y visualmente llamativas, fueron fotografiadas usando trucos de cámara en vez de pasar por una etapa de post-producción para que se pudiera superponer los rascacielos de neón y así crear un paisaje urbanístico excepcional. Tom dijo sentirse fascinado del cómo un simple ajuste puede cortocircuitar completamente la capacidad del cerebro para que éste percibe la profundidad, la perspectiva y el tiempo. Blachford mencionó que buscaba hacer una referencia a las ilusiones ópticas del artista holandés, MC Escher, debido a que sus dibujos muestran una arquitectura imposible desde distintos puntos de vista.

Al describir las fotos de una distopía imposible y de una metrópolis cyberpunk, Blachford citó a las películas de anime y ciencia ficción como fuente de inspiración. Los edificios púrpuras y azulados de los rascacielos que parecieran ser interminables junto con luces de neón, que hacen recordad a películas de este género como se mencionó al principio.

  • Tokio distópico

El fotógrafo utilizó una estética similar para sus fotografías de Tokio, esperando que anochezca en la capital de Japón para tomar fotografías a edificios que, según él, se pudieron haberse basado en un futuro lejano. Su objetivo era comunicar la sensación futurista, ya que en su primera visita a Tokio se sintió como si se hubiera transportado a otro universo. Entre los edificios que seleccionó para fotografiarlas fueron la sede de Fuji TV y el Shizuoka Press and Broadcasting Center, ambos diseñados por el arquitecto japonés Kenzo Tange.

El australiano estuvo 6 noches consecutivas fotografiando edificios de 9 de la noche a 5 de la mañana, experimentó con una variedad de sitios estratégicos que incluyeron una escalera, una azotea y un elevador de grúa para los trabajadores de las carreteras.

Fuente: Dezeen